verso converso

aportes incorrectos después de haber caído del caballo...

Y él les dijo: «Así, todo escriba que ha llegado a ser discípulo del Reino de los Cielos es semejante al dueño de casa que saca de sus arcas lo nuevo y lo viejo.» (Mt 13,52)


setiembre 29, 2004

aniversario

Hoy cumplí tres años de convertido ("convertido" es más fiel que "converso"; uno no se convierte por sí mismo al fin y al cabo, lo convierten, es convertido por Alguien, sin embargo el verbo acepta la forma reflexiva aún en su acepción religiosa: "convertirse").Tres años de un nuevo camino.
En acción de gracias me sumo al canto del salmista:
Bendice a Yahveh, alma mía

Él, que tus culpas perdona,
que cura todas tus dolencias,
rescata tu vida de la fosa,
te corona de amor y de ternura,
satura de bienes tu existencia,
mientras tu juventud se renueva como el águila.


Salmo 103, 3-5


¡Qué lindo es rezar con los salmos! Degustarlos palabra a palabra, hacerlos resonar en el interior...
¡Cuánto hay que agradecer!

setiembre 28, 2004

agonía

Dentro de nosotros, la vida y la muerte combaten entre sí. No bien nacemos, comenzamos a vivir y a morir simultáneamente.
Aunque no la advirtamos ni siquiera ligeramente, esta batalla entre la vida y la muerte persiste en nosotros de modo inexorable y sin misericordia.
Si por casualidad nos volvemos conscientes de ella, no sólo en nuestra carne y en nuestras emociones sino, sobre todo, en nuestro espíritu, nos vemos envueltos en una lucha tremenda, una agonía, no entre preguntas y respuestas, sino entre el ser y la nada, entre el espíritu y el vacío.
[...]
Por cierto, para el hombre que penetra en las negras profundidades de la agonía, los problemas religiosos se vuelven un lujo inimaginable. No tiene tiempo para tales complacencias. Está luchando por su vida.
[...]
Realmente, las religiones no son simples respondedoras de preguntas. O, por lo menos, no se limitan a eso, a menos que se degeneren. La salvación es más que la respuesta a una pregunta. Salir vivo de un desastre no es la respuesta a la pregunta:”¿Escaparé?"

En la batalla del vivir o morir, todo depende del último paso. Nada está asegurado de antemano. Nada es conclusivamente cierto. El desenlace depende de una elección nuestra. Pero eso es lo que constituye el oscuro terror de la agonía: no podemos tener certeza de nuestra elección. ¿Tenemos fortaleza suficiente para continuar eligiendo la vida cuando vivir significa seguir y seguir con esta absurda batalla de ser o no ser en nuestra honda intimidad?


Thomas Merton, trapense, converso (1915-1968)
de El Hombre Nuevo - 1961


setiembre 27, 2004

efectos secundarios

Hace unos días mi tocayo amigo escribió un post sobre evolucionismo vs. creacionismo. A él nunca le interesó demasiado el tema, pero a mi me consume. Está vinculado a mi historia de conversión religiosa (en realidad es previo a ella) ya que también experimenté al respecto una conversión de creencias, en este caso científicas, que modificaron mi modo de interpretar la realidad.
No entraré en detalles, sólo diré que era un evolucionista de ley, militante diría, hasta que me topé con Michael Behe y su libro La caja negra de Darwin que hizo tambalear mis esquemas. Otro día hablaré sobre su interesante teoría de la complejidad irreducible, sus aciertos y sus fallas.
Aunque la teoría del diseño inteligente no se termine de demostrar lo cierto es que aún hay controversia real, científica, con respecto a la evolución. Y cada vez más.
Controversia bastardeada y ocultada.
Ahora voy al grano:
La sola existencia de un debate y una incertidumbre seria sobre el origen de la vida y del hombre en este momento de la historia en el que hemos llegado a dominar tecnológicamente a la vida y al hombre debería hacernos reflexionar bastante. Y temer. Ese dominio no es neutro, está sostenido y a la vez sostiene alguna ideología.

No volveré sobre la inconsistencia del sistema científico como fuente de verdad (rol asignado a la ciencia por la sociedad arreligiosa). Ni alertaré sobre nuestra vulnerabilidad frente a este sistema científico endiosado y hoy masivamente mediatizado, parcializado y corrompido por los poderes de turno cada vez más hegemónicos. No.

En particular me preocupa, aún en el marco de la ciencia genuina, casta, la generación de “errores de lectura” provocados por un axioma falso sobre otros campos del conocimiento. A veces sobre bastiones importantísimos del conocimiento. Ejemplo que me toca de cerca: la mente humana. No es lo mismo interpretar sus funciones, la psiconeurofisiología, desde la óptica evolucionista materialista (hoy, la regla) que desde otra perspectiva que dé lugar al misterio y por ende, al respeto.
Hoy ya casi no se puede leer ciencia básica biológica sin tener que leer entre líneas, todo está interpretado por el prisma de la Evolución. ¡Ni hablar de las ciencias sociales! ¿cómo se volverá atrás si se termina de demostrar que la Evolución estaba errada?

¿Y acaso no puede estar errada, señor materialista? ¿no sabe ud. algo de historia, esa de la que siempre me habla? ¿o no leyo ud. a Popper acaso?

Es impredecible el efecto residual que traerá aparejada la caída de este brutal paradigma sobre el cual se han construído en un siglo tantas otras majestuosas teorías, algunas de ellas verdaderas filosofías! (basta recordar cuánto usufructuaron Engels y Marx a Darwin). Esas otras construcciones, por más que su cimiento sea falso (por lo tanto ellas también falsas), ya han cobrado vida propia e impregnado la historia, no creo que puedan caer por más que se les mueva el piso. A lo sumo sufrirán refacciones.

Temo que no volveremos al Creador con la mirada pura, no retornaremos a la pregunta acallada por décadas: "¿qué es el hombre?" de un modo sincero. No nos veremos humildes "creaturas". Nuestra mirada ya esta cambiada por la mentira sostenida durante el siglo. Ya nos hemos vuelto soberbiamente animales y animalmente soberbios, no volveremos atrás. Creeremos más facilmente en religiones de OVNIS y "maestros ascendidos" que en el Dios de nuestros ancestros, el que ya matamos.
Lo que viene es digno de temor.

Muerto el perro, no se termina la rabia. Perdón, mejor dicho, muerto el mono, lamentablemente continuará la rabia, quizás peor:

“¿Qué es el mono para el hombre? Una irrisión o una vergüenza dolorosa. Y justo eso es lo que hombre debe ser para el superhombre: una irrisión o una vergüenza dolorosa. Habéis recorrido el camino que lleva desde el gusano hasta el hombre, y muchas cosas en vosotros continúan siendo gusano. En otro tiempo fuisteis monos, y también ahora es el hombre más mono que cualquier mono.”

Friedrich Nietzsche, Así habló Zaratustra, 1. 3



setiembre 25, 2004

a la generala

Si no se hubiera dado que hoy, bah ya ayer, 24 de septiembre, vine a San Miguel de Tucumán por cuestiones de trabajo, no creo que hubiera reflotado esta postal de nuestra historia que tenía en el arcón de los recuerdos de escuela.

Aquí hoy (bah ya ayer) fue feriado y fiesta popular porque es el día de Nuestra Señora de la Merced, a quien el general Belgrano nombró Generala del Ejercito y le dió su bastón de mando tras la victoria en la batalla de Tucumán (24 de septiembre de 1812).

Linda fiesta. Es bellisima la imagen de la Virgen con su trajecito y su bastón.
Ojo, no es que se recuerde hoy a esta advocación mariana por la victoria en esta batalla de la independencia (podría ser pero no). Es al revés, según creyó Belgrano y el pueblo de entonces se ganó la batalla porque se libró el día de la Virgen. Y es a ella a quien aún recordamos y agradecemos. Y es por ella el feriado en Tucumán.

¿De qué modo se enseñará hoy este histórico acto de amor y fe a nuestros chicos en las escuelas?
Respuesta: De ningún modo:
-¿Belgrano? ¿el barrio? ahh, no, el de la bandera...
-Pará que lo busco en Google y me bajo la tarea para entregar mañana.

Señora Nuestra, te pedimos más que nunca que ruegues por nosotros...

setiembre 24, 2004

el tiempo según la santita

Mi vida no es más que un instante
una hora pasajera
Mi vida no es más que un solo día
que me escapa y que huye

Tú lo sabes ¡oh Dios mío!
para amarte en la tierra
no tengo más que hoy...
¡Qué me importa, Señor,
que el porvenir sea sombrío!
Orarte por mañana,
¡oh no, es algo que no puedo!...
Conserva puro mi corazón,
cúbreme con tu sombra
nada más que por hoy.
Pronto volaré, para proferir sus alabanzas,
Entonces cantaré al son de la lira
de los Ángeles
cuando haya lucido sobre mi alma
el día sin ocaso: ¡El Eterno Hoy!...

Santa Teresita de Lisieux , Doctora de la Iglesia, no conversa: gracia temprana (1873-1897)

oración

En estos tiempos tan graves y oscuros, tan plenos de engaño,
conservame, Señor, la paz necesaria para hablar de Vos...y con Vos. Dame el coraje y la prudencia ante tanto lobo suelto, ante tanta alma vendida, tanto cobarde peligroso...ah...y la esperanza, la esperanza, la esperanza!

el tiempo asigún mandinga

Pispeamos cómo piensa un demonio, sólo por un rato nomás:

"Los humanos viven en el tiempo, pero nuestro Enemigo les destina la Eternidad. El quiere, por tanto, creo yo, que atiendan principalmente a dos cosas: a la eternidad misma y a ese punto del tiempo que llaman el presente. Porque el presente es el punto en el que el tiempo coincide con la eternidad. Del momento presente, y sólo de él, los humanos tienen una experiencia análoga a la que nuestro Enemigo tiene de la realidad como un todo; sólo en el presente la libertad y la realidad le son ofrecidas.
...
Nuestra tarea consiste en alejarles de lo eterno y del presente. Con esto en mente, a veces tentamos a un humano (pongamos una viuda o un erudito) a vivir en el pasado. Pero esto tiene un valor limitado, porque poseen algunos conocimientos reales sobre el pasado, y porque el pasado tiene una naturaleza determinada, y , en eso se parece a la eternidad.

Es mucho mejor hacerles vivir en el futuro. La necesidad biológica hace que todas sus pasiones apunten ya en esa dirección, así que pensar en el futuro enciende la esperanza y el temor. Además, les es desconocido, de forma que al hacerles pensar en el futuro les hacemos pensar en cosas irreales. En una palabra, el futuro, es, de todas las cosas, la menos parecida a la eternidad. Es la parte más completamente temporal del tiempo, porque el pasado está petrificado y ya no fluye, y el presente está totalmente iluminado por los rayos eternos. De ahí el impulso que hemos dado a esquemas mentales como la Evolución Creativa, el Humanismo Científico, o el comunismo, que fijan los efectos del hombre en el futuro, en el corazón mismo de la temporalidad"...


Clive S Lewis, escritor, apologeta, converso (1898-1963)
de Cartas del diablo a su sobrino, cap.XV

setiembre 23, 2004

apologética

Nuevo blog de un apologeta uruguayo, uno de los autores del sitio Fe y Razon.
Comparto plenamente lo vertido en el post sobre la "neuroteología", nueva disciplina sobre la que ya me explayaré, si Dios quiere.

Resalto lo siguiente:
La ciencia no es ni puede ser materialista. El materialismo es la doctrina (filosófica, no científica) que postula que todo es materia. La ciencia experimental prescinde metodológicamente del espíritu, pero no lo niega ni puede hacerlo. Es decir, no trata del espíritu simplemente porque no es su tema. Cuando algunos científicos apoyan el materialismo no hacen ciencia, sino filosofía. Y no tienen derecho a utilizar el prestigio de la ciencia a favor de su falsa filosofía.


ecce homo

Me contó un colega que en la oficina de dirección del Hospital de Niños de Buenos Aires persisten rastros de otros tiempos. En una de sus paredes hay un cuadrito con un Ecce Homo y esta poesía del fundador del hospital, hombre de los de antes.


El labio que te niega
no templará su sed
en la esperanza
porque ella sólo llega
donde la luz de la razón
no alcanza


Dr. Ricardo Gutierrez, médico, militar, poeta (1838-1896)


No se si a Santo Tomás le gustaría mucho el poema.
A mi sí.

setiembre 21, 2004

it's only rock and roll?

Parece que hubo un cruce de palabras entre pastores de dos religiones.
Lo cuenta a su manera Clarín
Yo lo cuento a la mía:

En esta esquina, con dos mil años de historia, el representante de la desprestigiada iglesia de Jesucristo. Sus golpes son directos, sin mucha astucia, su estilo no gusta, suele dejar la mejilla descubierta, no es lo que el público esta acostumbrado a ver (abucheos)

El cura párroco del departamento Malargüe, Ramiro Sáez, calificó de "libertinaje sexual" el mensaje musical de la banda de rock Bersuit Vergarabat. "Es un pésimo modelo que hace una propuesta decadente"

con candidez plantea las cosas por su nombre
"Es lo más blasfemo que he visto en mi vida"

se sorprende ante las virtudes defensivas del contrincante
"Me alarma que a estas vacas sagradas no se las pueda tocar"

y cuestiona el transfondo exclusivamente destructivo, antideportivo, de su naturaleza:
"El país no se arregla con insultos. Para eso hacen falta ideas porque sino vamos a acabar en conflictos que no sirven para cambiar las cosas"


En la otra esquina vistiendo piyamas y lengua seductora, el paladín del discurso del Mundo, el nuevo gurú de las masas, el que hizo "un pacto para vivir", el lobo disfrazado de corderaaaaaa... (ovación)

...el líder de la Bersuit, Gustavo Cordera, antes de presentarse ante 4.500 personas... dijo que detesta "la moral judeocristiana porque es la que más daño ha hecho con la idea de la culpa, del sacrificio, del dolor, de la aversión al sexo (y así) creó cientos de miles de infelices en el mundo".


El veedor imparcial de este encuentro:
El intendente peronista Raúl Rodríguez apoyó la presentación de la Bersuit. "Tuvo -dijo-, buenos resultados económicos".


aleinu leshabéaj (debemos alabar)

Según el calendario hebreo ahora estamos en los Días Austeros (Iamin Noraím), entre el año nuevo (Rosh Hashaná) y el día del perdón (Iom Kipur). A diferencia de otras fiestas judías importantes como Pésaj o Sucót de referencia más histórica o tradicionalista, los Días Austeros pertenecen al mundo de la espiritualidad: marcan un tiempo de exámen de conciencia, algo así como nuestra cuaresma.

Tengo con el judaísmo una relación fresca y respetuosa desde adolescente. Dios me ha regalado de su pueblo escogido varias personas para querer y de quienes aprender; entre ellas, un amigo del alma, un íntimo hermanito para todo el camino, pura nobleza, por quien no me costaría nada dar mi vida mañana mismo si hiciera falta. Un lujo de regalo.
A él le dedico estas palabras de Edith como respuesta a algunas de las preguntas que nos hacemos siempre:

"Dios lleva a cada uno por caminos distintos y unos alcanzan el fin más fácil y rápidamente que otros. En razón de lo que se nos da, es realmente poco lo que podemos hacer, pero debemos hacerlo. Esto exige que pidamos constantemente marchar por el camino recto y seguir sin resistencia alguna los estímulos de la gracia, cuando los percibimos. Si así procedemos y perseveramos pacientemente, los esfuerzos no serán inútiles. Lo único importante es no poner plazo al Señor"

Edith Stein, Sor Teresa Benedicta de la Cruz, judía, filósofa, conversa, santa, mártir de Auschwitz (1891-1942)
De Pensamientos, Capítulo 104

setiembre 20, 2004

hablemos de sexo

Cambio de canal y en el programa de Grondona encuentro un debate sobre la ley de educación sexual obligatoria.

Mucha tristeza. Da mucha tristeza constatar tal falta de profundidad entre los que son supuestos referentes sobre el tema y entre nuestros legisladores.

Ante el lógico planteo por parte del conductor de la cuestión moral relacionada a la conducta sexual, aparece la réplica consternada de uno de los panelistas, un médico sexólogo:-"¿este es el siglo XXI o estoy equivocado? Pareciera que estamos en la Edad Media..."

Ayayayay...ya salió el cliché barato. Como decía en otro post, ahora parece que ya lo sabemos todo y cuanto más nueva es una idea, más correcta: esa es la fe del progresismo.

Pero en materia de sexualidad humana los misterios aún son enormes. El sexo es místico en el original sentido de la palabra: misterioso. Y no necesito irme al plano espiritual para demostrarlo.
Digame distinguido sr. sexólogo: ¿usted puede asegurarme la inocuidad de los orgasmos sobre las neuronas hipocampo-amigdalinas? ¿me asegura que la experiencia sexual de acuerdo a su frecuencia, cantidad, calidad o quien sabe qué variable no genera cambios plásticos en estas estructuras cerebrales o en otras que puedan estar vinculadas, por ejemplo, a la calidad de la respuesta emocional posterior? ¿usted me dice con absoluta certeza que la experiencia sexual, como aprendizaje, no afecta el resto de la conducta humana? ¿y que me dice de la intrincada relación del sexo y la memoria?

Con mucho respeto, usted no sabe nada sr. sexólogo. Y yo tampoco.
Porque ni siquiera sabemos a ciencia cierta lo que es el hombre.
Pongamos las cosas en claro: usted tiene una fe y yo otra.
Asuma su fundamentalismo, si es que puede. No me lo imponga.

Y respetemos nuestra ignorancia, sobre todo a la hora de hacer leyes. La neutralidad no existe.

Recomiendo leer acá la opinión de mi tocayo sobre el tema. Obviamente tiene más altura que la mía.

Y bué, me enojé, qué tanto...
Quién me manda a prender la tele?

"guardaos de que no se hagan pesados vuestros corazones por la lujuria, la embriaguez y por las preocupaciones de la vida, y venga aquel Día de improviso sobre vosotros"...(Lc 21, 34) Comentario neuroteológico: el stress y las drogas de abuso (incluyendo el alcohol) ya han demostrado dañar irreversiblemente las neuronas del sistema límbico, donde se procesa la respuesta afectiva y se forma la memoria. Poco o nada se sabe sobre la neurobiología del sexo humano.

setiembre 19, 2004

el Diego de la gente

Hace ya dos años que saqué la TV por cable de casa pero cometí el error de mantener el aparato suponiendo que iba a necesitar el video. La antena me permite captar los cuatro canales de aire y de vez en cuando me castigo un rato con la droga universal.

Recién, mientras esperaba las nadaempas, prendo y encuentro en el 13 una entrevista a un desfigurado Maradona en la que, como puede, está contando su audiencia con el Papa años atrás. Además de escandalizarse con el oro que vió en los techos del Vaticano y de excusarse por haber asistido a ese vergonzoso encuentro por presión familiar, el Diego remata con una anécdota en la que hace quedar a Juan Pablo II como tonto y mentiroso. La platea del estudio festeja el cuento con risas y aplausos que culminan casi en ovación. Intento descifrar qué están gritando: no es el clásico Maradó Maradó lo que baja de las tribunas pero algo corean. La señal se va perdiendo, muevo las antenas... y me parece escuchar, entre el ruido de interferencias, un lejano, lejanísimo Barrabás, Barrabás...

setiembre 18, 2004

San Francisco y la ciencia que hincha

Si este es un blog temático y su tema es la conversión, no podía demorar en aparecer el santo más santo (o al menos más popular) entre los santos católicos, que también es converso.
Y se aparece a nosotros, como después de muerto a aquel compañero, para advertirnos algo sobre la ciencia

Le dolía mucho al bienaventurado Francisco que, pospuesta la virtud, se buscase la ciencia que hincha, máxime si cada cual no permanecía en la vocación en que había sido llamado desde el principio. Y decía: "Los hermanos que se dejan arrastrar por la curiosidad del saber, se encontrarán con las manos vacías en tiempo de tribulaciones. Por eso los quiero muy fuertes en la virtud, para que, cuando venga el día de la tribulación, tengan al Señor durante la prueba. Porque la tribulación ha de venir, y entonces los libros para nada servirán, y los tirarán a las ventanas y a rincones ocultos".

No hablaba así porque le desagradara el estudio de la Sagrada Escritura, sino por apartar a todos del superfluo afán de saber. Quería que fueran virtuosos por la caridad, más bien que sabios por la curiosidad de la ciencia.

Presentía con buen olfato que vendrían tiempos, y no muy lejanos, en los que la ciencia que hincha sería ocasión de ruina. Por eso después de su muerte, se apareció a uno de sus compañeros dedicado con demasía a veces al ejercicio de la predicación y le reprendió y se lo prohibió. En cambio, le mandó que se esforzara en avanzar por el camino de la humildad y simplicidad.

Espejo de perfeccion, cap 69
De San Francisco de Asís; Biografías y documentos de la época. BAC.


Una vez posteado me doy cuenta que, sacado de contexto (regla interna de la Orden, "ciencia" como teología, etc...) y aún dentro de contexto pero interpretado con malicia o ignorancia (casi la misma cosa), este capitulito sería un bocadillo ideal para el ataque antirreligioso de la turba progre que ha crecido a la sombra de El nombre de la rosa de Eco y hoy se alimenta del venenito del Codigo Da Vinci. Pero bué, como a este blog no lo lee casi nadie (y menos la turba progre) me privaré de la alegría de dicho ataque.

Pero la ciencia hincha, el amor en cambio edifica. Si alguien cree conocer algo, aún no lo conoce como se debe conocer. Más si uno ama a Dios, ese es conocido por él.(1 Cor 8, 1-3)

la cosmología y la mente de las babosas

Tenemos un problemita: cada vez es mayor la brecha entre lo que la ciencia realmente es y lo que la gran mayoría cree que es. O lo que le hemos impuesto que sea.
Nos reímos de los hombres del siglo XII por sus absurdas teorías sobre la forma de la tierra pero no tenemos en cuenta la más que probable absurdidad del conocimiento científico actual. Oh, sí! Hoy sí que por fin entendemos bien todo! O estamos a punto de terminar de entender. ¡Pero si lo dice el diario cada mañana! O aunque no hayamos entendido del todo los fenómenos naturales al menos los hemos dominado, qué tanto andar entendiendo al final de cuentas!...
Nuestra ciencia no será completa e infalible, pero nuestra tecnología...je!, nuestra tecnología sí que nos hace dioses...

En este falso papel de Verdad Revelada cada rama de la ciencia ocupa su parte. El Génesis, por ejemplo, lo escriben los cosmólogos, que por lo general siempre me han caído simpáticos, quizás por su coraje en meterse con lo que se meten, quizás por su caradurez. La cosmología es una ciencia especulativa (¿alguna no lo es?) que intenta explicar el origen y el sentido del universo. De los cosmólogos modernos, al que nunca me banqué fue al pobre de Stephen Hawking, ese señor afectado de una esclerosis lateral que habla mediante una computadora. Su divulgada Historia del tiempo me pareció pesadísima y sus conclusiones demasiado tendenciosas. Pero ¿quién soy yo para cuestionar a semejante cráneo?.
Le encargo esta tarea a otro físico de alto nivel, Frank Wilczek, del MIT, quien hace unos años escribió en un prólogo esta frase que me gustó tanto:

"Aunque algún día llegáramos a descubrir y entender las leyes por completo irreductibles de la física no por eso conoceríamos la mente de Dios (en opinión contraria a la de Hawking). Ni siquiera nos serviría de mucho para entender la mente de las babosas, punto en el que en la actualidad se encuentra aproximadamente la frontera de la neurología”


¿se nota que soy neurólogo?

¿o se nota que soy creyente?

setiembre 16, 2004

amarás la belleza

a propósito del post anterior, tres máximas del Decálogo del artista

I. Amarás la belleza, que es la sombra de Dios sobre el Universo.


III. No darás la belleza como cebo para los sentidos, sino como el natural alimento del alma.


V. No la buscarás en las ferias ni llevarás tu obra a ellas, porque la Belleza es virgen, y la que está en las ferias no es Ella.


Gabriela Mistral, poetisa chilena (1889-1957)

las huellas peligrosas de la hermosura

"Por un mecanismo frecuente en la literatura, nace ésta de un rechazo o una nostalgia. A la hora de la crisis -en la extrema tensión de su alma y de su libro- Marechal dice ante el Cristo de la Mano Rota: "Sólo me fue dado rastrearte por las huellas peligrosas de la hermosura; y extravié los caminos y en ellos me demoré; hasta olvidar que sólo eran caminos, y yo sólo un viajero, y Tú el fin de mi viaje". Muchas otras veces, este alfarero de objetos bellos se reprochará su vocación demorada en lo estético. Qué entrañable ha de ser esta demora, esta búsqueda por las "huellas peligrosas", cuando su producto es una de las obras poéticas más claras de nuestra tierra..."


Esto es parte de un artículo de Julio Cortázar publicado en la revista Realidad de 1949 (recopilado en Obra Crítica /2, Madrid, Alfaguara, 1994).

Mi intención original era postear la confesión completa de Adan Buenosayres frente al Cristo de la Mano Rota como maravilloso testimonio literario de una conversión, testimonio vernáculo además. Tengo el texto bien presente porque lo leo a menudo en la puerta de la parroquia San Bernardo (Gurruchaga al 100, Buenos Aires) donde ocurre la acción que narra el poeta. No encontré la cita completa en internet (excepto en esta ilegible retraducción electrónica) pero me topé con lo de Cortazar que opté por transcribir y de donde saco alguna tontuela conclusión:

En este fragmento del análisis, Cortazar apologiza el camino estético con un fin elogioso, restándole sentido al reproche marechaliano. Pero en ese reproche hay mucha tela para cortar. Por un lado, se me ocurre, está la cuestión de la belleza como meta, es decir, la belleza no como reflejo de lo Trascendente o como vía hacia lo Trascendente ("huella" dice Marechal), sino confundida con lo trascendente mismo (¿por eso "peligrosa"?):
¿no se resume acaso en este conflicto estético-metafísico una penuria espiritual de nuestro tiempo? Digo...¿ no será que hoy que "Dios ha muerto", que el materialismo dialéctico ha ganado la batalla y la metafísica fue expulsada de las facultades, la belleza, por sus cualidades intrínsecas de trascendental, al no tener dónde llevarnos se impone como ídolo (dios falso) y en esa condición impregna la cultura?
No hablo del morboso culto de las cirugías plásticas, hablo del mucho más sutil culto a los significantes en detrimento de los significados.

(mmmm ¿no estaré diciendo demasiadas pavadas?)

Por otro lado, y a esto quería llegar, está la disquisición puramente espiritual, mística diríamos, sobre la belleza y sus efectos sobre el alma. Recuerdo que apenas convertido, rescataba de mi interno cataclismo esta estrofa de Caetano, de su Beleza pura.

"Nao me amarra dinheiro nao
mas formosura
dinheiro nao"...


Siento muy propia esa declaración.
Descubrí que la belleza también puede ser motivo de apego (ya sé, alguno con formación teológica me dirá que no es verdadera belleza si no lleva a Dios, ok, Dios es belleza ¿acaso no lo puse en mi credo?). Claro que el goce estético eleva, pero...¿no puede ser acaso ese mismo goce estético cuando está apenas impuro, deformado, teñido de vanidad o gula o de algún otro pecado, también un obstáculo para el encuentro con Dios?. Y hoy todo está apenas deformado. Me acuerdo ahora de San Juan de la Cruz y su lección sobre la variedad de cadenas. ¡Cuántas cosas profundas que desconozco deben haber sido escritas sobre este tema!
Lo que sí conozco y reconozco es mi ignorancia y esta lucha por la libertad de mi alma.

Puede ser que Cortazar tenga razón: al menos este blog, sin ser literatura que se precie ni mucho menos, quizás nazca de un rechazo o de una nostalgia.

PD: Me escribió mi tocayo y me hace notar con mucho cariño que me metí en camisa de once varas, cosa más que cierta: mi discurso está pleno de contradicciones. Me recomienda El descenso y ascenso del alma por la belleza del propio Marechal.


setiembre 15, 2004

gazzaniga

No hablo de Giussepe, el músico, ni de Pietro, el teólogo, sino de Michael Gazzaniga uno de los popes de la neurociencia actual y gran divulgador científico.


En su libro El pasado de la mente, Gazzaniga se despacha con su Teoría del intérprete. Teoría más que interesante.


Su trabajo está basado en el estudio de pacientes a quienes mediante una cirugía se les dividió el cerebro, es decir, se les separaron los hemisferios cerebrales.
Este procedimiento no es tan terrible como suena, es compatible con la vida y se usaba mucho (se usa aún hoy) para tratar algunas epilepsias graves.
Como es sabido, ambos hemisferios cerebrales comparten funciones básicas de un modo simétrico (por ejemplo, cada hemisferio "mueve" al hemicuerpo contralateral, cada lobulo parietal recibe informacion sensitiva contralateral, etc..) pero existen algunas funciones que se localizan en uno u otro hemisferio. Esto se conoce como dominancia o lateralización. Así, en el hemisferio izquierdo y solo en él se encuentran (en la mayor parte de los individuos) las regiones de comprensión y expresión del lenguaje, así como las habilidades lógico-deductivas y matemáticas; mientras que el derecho aloja funciones gestalticas, no analíticas, relacionadas con las relaciones espaciales, las proporciones, lo musical, si se quiere: lo estético.
Normalmente millones de fibras mantienen comunicados ambos hemisferios para un funcionamiento complementario.


Las secuelas de tener el cerebro dividido no son clínicamente evidentes pero ciertas dificultades pueden ponerse de manifiesto en circunstancias experimentales. Se necesita para ello un gabinete especial en el que el paciente tenga frente a su campo visual una pantalla dividida de manera tal que informaciones independientes lleguen a cada hemisferio.


Cuando se le muestra algo al hemisferio izquierdo el paciente no tiene ningún problema en nominarlo, pues lógicamente, ese hemisferio es el que "habla", el que tiene lenguaje. Tampoco tiene problemas en comprender ordenes verbales o escritas, obedecerlas y repetirlas.
Cuando el interpelado es el hemisferio derecho Gazzaniga observó este curioso fenómeno:

"Si ordenas "levantarse y caminar" al silente lado derecho, el sujeto se pone de pie y se dirige a la puerta. Le preguntas por qué lo hace y te contesta que "necesita beber algo". En realidad, el hemisferio izquierdo ignora el motivo de esta marcha, pero cuando se lo preguntas inventa una razón."


La conclusión es demasiado fuerte: En realidad lo que "pensamos" (en el sentido racional puro, verbal, argumentativo, de la palabra) sobre por qué hacemos lo que hacemos, sentimos lo que sentimos, pensamos lo que pensamos; sobre lo que nos mueve en nuestra conducta y yendo más lejos en por qué creemos lo que creemos... es falso. Es todo un invento.

"El cerebro izquierdo, que continuamente pregunta cómo A se relaciona con B y así resuelve problemas, se encarga de aportar una base narrativa a las cosas que hacemos y a cómo nos sentimos. Aunque un sistema cerebral que opera fuera del campo de conocimiento del hemisferio izquierdo precipita los sentimientos y las acciones, éste urde la hebra que vincula los sucesos. Dicho de otro modo, consigue que las acciones y estados de ánimo parezcan dirigidos, articulados e intencionales".


Y llega así a la conclusión de que toda nuestra vida conciente, incluyendo nuestra autoconciencia y por tanto nuestra memoria biográfica, no es más que una interpretación del hemisferio izquierdo de otros fenómenos cerebrales que suceden al margen de nuestra conciencia. Una distorsión de otra cosa.
Un camelo, bah.




"El intérprete nos dice las mentiras que precisamos para creer que mantenemos el control.
...
En palabras del psicólogo social Eliot Aronson, todos estamos dispuestos a cambiar de creencias para aferrarnos a la idea de que tenemos el control y estamos bien".


Mmmmmmmmmmmm, qué interesante.

¿Y entonces? ¿qué nos mueve en realidad si no es nuestra "razón"? O mejor, si la razón es un fenómeno secundario...¿qué es primero? ¿qué es lo que interpreta con tanta habilidad nuestro hemisferio izquierdo?
Lo que nos mueve en realidad es otra cosa.
Ya el nombre nos lo dice (movimiento=motion) pero mejor mantengo el suspenso. De eso nos va a hablar en próximo post otro neurocientífico actual, don Antonio Damasio, quien abrirá la puerta al misterio.
Y veremos además cuán clara la tenía San Ignacio de Loyola ya hace cinco siglos hablando a su manera de este mismo tema.


setiembre 13, 2004

por tales portales...

El tipo va y sin mucha esperanza pone "verso converso" en Google a ver qué pasa. No es optimista pero prueba.
Nada. Lógicamente no hay ni rastros de su blog.
Premio consuelo: estos jueguitos cacofónicos que durante 45 segundos, a lo sumo, 1 minuto le resultaron simpáticos. Luego espantosos.
Pa' muestra sobra un botón:

el Lado Helado de Cierto Desierto...

Y mi voz que madura
y mi voz quemadura
y mi bosque madura
y mi voz quema dura.

Medito: Me Edito...

en fin...

setiembre 12, 2004

a tono

Hoy tuvimos una liturgia para el deleite de los conversos

Les aseguro que, de la misma manera, habrá más alegría en el cielo por un solo pecador que se convierta, que por noventa y nueve justos que no necesitan convertirse(Lc 15, 7)


vamos las bandas

Estuve en Baradero este fin de semana. Es el pueblo natal de mi viejo y de mi abuelo. Allí decidió quedarse el bisabuelo Mariano cuando bajó del barco.
Hoy me siguen llevando a esa ciudad una querida tía casi madre y casi santa; una casa vieja, hermosa y sola; unos amigos a prueba de distancia que ya ni están allí y desde los últimos años un compromiso profesional con cientos de pacientitos a quienes asisto quincenalmente.

Siendo porteño y “chico de departamento”, la idiosincrasia del interior bonaerense no me es ajena gracias a Baradero. Pasé mis veranos de infancia y juventud entre vocablos apenitas distintos, eses finales aspiradas, madrugadas de pesca en la costa o de trago largo de boliche y algún primer beso en el banco de la plaza complementando (creo que sanamente) mi experiencia de pálido crecimiento en la gran urbe.

Pero no quiso ser ni paisajista ni melancólico este post sino introductorio a un tema grande que no podré desarrollar hoy.

Porque resulta que ayer me topé con el primer Baradero Rock, uno más de los festivales de rock que se van multiplicando al ritmo de las generaciones y el negocio.
Mi pueblito tranquilo se vió literalmente invadido por la muchachada intoxicada venida de todas partes. Y allí, como corresponde, se terminaron de intoxicar.
Pasión, fisura, masa, identidad, idolatría... miles de pibes y pibas son capaces de dormir en la calle dos noches seguidas para seguir a su banda. Es parte de la religión. Y uno que apostató de esa religión no puede dejar de cuestionar el fenómeno.

¡Cuánto poder!

Música y poder. Poder sobre el espíritu humano.
El misterio de la música es uno de mis temas favoritos de investigación y conversación. Lo considero un tema ignorado y subestimado. Me gusta sumarle al enfoque meramente sociológico mi background neurofisiológico, la relación música-cerebro, terreno aún bastante nebuloso para la ciencia. Y mi experiencia personal, por supuesto, lo más real que puedo aportar al tema. Y lo más místico (eso lo dejaremos para otros posts).
Porque fui melómano y rockero: a los 11 compraba discos de Kiss, a los 16 cantaba en una banda punk del colegio, intentaba tocar blues a los 24 años, ya médico, y a los 30 mi discoteca se había nutrido a expensas de los sueldos de mi residencia y llegaba a más de 400 títulos desde Led Zeppelin hasta Tricky.
¿Es algo raro lo que cuento? Al contrario, es más o menos la historia del grueso de mi generación.

¡Cuánto poder!

La conversión lo cambió todo, de más está decirlo. Me liberó.
El de la música pasó a ser uno de mis temas urgentes en parte porque no encuentro voces más claras y fuertes que hablen por mí. Lo más parecido que encuentro a lo que quisiera expresar es esto de Kreeft que recomiendo, aunque se queda medio corto.

Seguiremos otro día.


setiembre 11, 2004

destierro III


Eso es lo que hace a la vida al mismo tiempo tan espléndida y tan extraña. Estamos en un mundo erróneo. Cuando creí que aquella era la ciudad buscada, me fastidió; cuando supe que nos habíamos equivocado, me sentí contento. Así, el falso optimismo, la moderna felicidad, nos cansa porque nos dice que somos adecuados a este mundo. La verdadera felicidad consiste en que no lo somos. Venimos de alguna otra parte. Nos hemos extraviado en el camino...

G. K. Chesterton escritor, converso(1874-1936)
del libro Enormes minucias

cita afana...eeemm...tomada de ens , el blog de eduardo



setiembre 10, 2004

dedicatoria oficial

si de agradecimientos se trata...



A Ti, celestial Princesa...

estribillo agradecido

-Somos del grupo "los salieris de Gonzalez",
le robamos las ideas a él!
ah! ah! ah! *

Hubo una época en que Internet contribuyó al desorden de mi vida y así andaba seduciendo chicas por ICQ hasta las últimas consecuencias, por ejemplo

Triste pero cierto

Podría ahora desde mi nueva óptica conversa ensañarme con el medio y hacer una larga perorata sobre las nefastas consecuencias que ha introducido a la vida social, especialmente de las nuevas generaciones

No lo haré (aunque ganas no me falten)
Sería como culpar al arma excusando al puño que la empuña

Sí resaltaré que Internet me permitió conocer las Fotos del Apocalipsis y tras ellas a su autor, Hernán Gonzalez, una persona con una inteligencia, un humor, una erudición y una humildad fuera de serie.

Hoy digo contento que es mi amigo y mi "mecenas" en esta nueva lid del blogeo

¡gracias por todo tocayo!

te acompaño esperando nacer el viento sopla donde quiere

* perdoname por el espantoso estribillo elegido para homenajearte


destierro II

Sólo experimentamos el tiempo, pero deseamos la eternidad.

¿Por qué diablos?¿De dónde aprendimos esto que llamamos la eternidad?¿De dónde nos viene el desearla? ¿Por qué si nuestra existencia está totalmente inmersa en el tiempo, no nos sentimos enteramente en casa con ella? “Acaso los peces se quejan al mar por estar mojados?” Y sin embargo, nos quejamos del tiempo. Nunca alcanza para nada. El tiempo, nuestro medio natural, es nuestro enemigo.

Tal vez haya tierra. Quizás no fuimos siempre peces o tal vez no siempre lo seremos. Quizá más que quizá. Los deseos innatos hablan de cosas reales. Si hay hambre, hay comida. Y existe un hambre innata de eternidad.

(Peter Kreeft. Tres filosofías de vida.)


Este esbozo de argumentación lógica abona a la idea del destierro planteada ayer. Es de Peter Kreeft, teólogo y filósofo laico contemporáneo, converso, norteamericano, apologeta brillante, ameno, prolífico y casi desconocido al sur del Ecuador.

setiembre 09, 2004

destierro

"Bienaventurado es el que no mira como propias las cosas de la tierra, ni pone su descanso en el mundo, como si fuera la verdadera patria; antes bien, llora de ver que esta estancia le está privando de las cosas mejores, y así sufre la vida como domicilio de su destierro. (San Basilio, in Psalm. 14, sent. 1, adic. Tric. T. 3, p. 379.)"

La imagen de la vida presente como destierro de una Vida con mayúsculas (el Cielo ¿por qué no decirlo como corresponde?) me parece no sólo muy didáctica como imagen sino muy necesaria para vivir en la fe. Así nos lo explican los Padres de la Iglesia en esta página sobre el desprecio del mundo que me recordó al viejo Kempis.

Pareciera que para la teología moderna estas ideas no corren más hace rato, digo yo, impropiamente, sin tener ni idea de teología. Quizás me equivoco fiero, pero convengamos que este tipo de dogmas clásicos no son los que hoy nos transmiten nuestros pastores y catequistas. Hasta me atrevo a decir que tienen mala prensa.

“El mundo no es para despreciarlo, es para amarlo”; nos dirán. Y tienen razón.
"Pero...¿amarlo cómo?" les respondo. He aquí todo un meollo de la cuestión.

"La presente vida con todo cuanto la acompaña para nuestro uso, debe ser como una posada para el caminante, y no como casa del que ha de morar siempre en ella. (San Agustín, in Psalm. 32, sent. 32, Tric. T. 7, p. 457.)"

¿Se puede ser cristiano y burgués? Je ne sais pas, Monsieur Bloy, je ne sais pas...

setiembre 08, 2004

orar o no orar, ser o no ser

Desde hace unos meses ando mal de rezos.
Me cuesta ponerme, estoy árido, seco. No hay tiempo, no hay ganas.
Lejanos parecen aquellos días de ejercicios espirituales con consolaciones abundantes, noches de rosarios apasionados donde por poco levitaba. Época de oración tupida, desesperada, imprescindible; de búsqueda incansable de la presencia de Dios. De encuentro.
Cuando estaba así, todo lo demás (trabajo, estudio, vida social) quedaba en un segundo plano y andaba en "piloto automático". Y andaba maravillosamente bien, aunque poco importaba en realidad.

Simultáneamente con el decaer del fervor religioso uno va entrando en mejor sintonía con el mundo y sus prisas. Los segundos planos piden protagonismo y se siente imperiosa necesidad de tomar el volante por miedo a desbarrancar.
Al estar en sintonía las cosas salen en sintonía, gustan, y uno se deja engañar con viejas vanidades...
¿rezar? ¿presencia de Dios?
sí, sí, en un minuto más, antes voy a alcanzar la zanahoria que tengo justito delante de mi nariz



La oración la inspira Dios en la profundidad de nuestra insignificancia.
...

Toda oración verdadera confiesa la absoluta dependencia humana, del Señor de la vida y de la muerte. Ella es, por consiguiente, un contacto profundo y vital con Aquel a quien conocemos, no sólo como Señor, sino como Padre.
Cuando oramos verdaderamente es cuando realmente somos.
Nuestro ser es llevado a una alta perfección por esa actividad, que es una de las actividades más perfectas. Cuando dejamos de orar, tendemos a volver a caer en la nada.
En verdad continuamos existiendo; pero ya que la razón principal de nuestra existencia es el conocimiento y el amor de Dios, cuando nuestro contacto consciente con Él es impedido, nos dormimos o morimos.
...
Si nos contentamos con orar sin poner atención en la oración ni en Dios, eso demuestra que no tenemos mucha idea de quién es Dios, y que no apreciamos realmente la gracia y el privilegio de poder hablar con Él en la oración. Porque la oración es un don de Dios, un don que de ninguna manera se da a todos los hombres. Tal vez se da a pocos porque son pocos los que lo desean, y de aquellos que lo han recibido, pocos han sentido gratitud.


Thomas Merton , monje trapense, poeta, converso (1915-1969)
de "Los hombres no son islas",1956


setiembre 06, 2004

aguante la Cyrulnik!

Debo ser parte de una ínfima minoría de argentinos que no sólo comprende perfectamente sino que se llena de consuelo al escuchar o leer por ahí las declaraciones mediáticas de la modelo Jimena Cyrulnyk sobre su conversión al cristianismo.

Y no por una cuestión de bandera o de prensa para la causa (casi al contrario, podría decir).

Tan sólo me contento con descubrir la obra del Señor en quienes gusta de valerse. Me anonada con su perfecta redención de nuestras miserias.

¡Aguante Jimena, sea fuerte! ¡Profundice!
Que el camino recién empieza...

¡Venga, sea Iglesia!

Hasta me dan ganas de declararla madrina de este blog.

el mundo heder

Y bué, es así, antes me gustaba mucho Gelman

Necesidades

el individuo que difiere de sus pares
que perturba o escandaliza a su familia o sociedad
suele ser calificado de insano acusado de enfermedad mental
y perseguido como enfermo
este acto de psiquiatría llena necesidades importantes

el individuo que ve piernas azules de mujer volar
arbolitos cantar el mundo heder
es encerrado golpeado con electricidad insulina médicos
este acto de psiquiatría llena necesidades importantes

¿necesidades de volar o cantar?
¿necesidades del individuo que difiere de sus pares
que perturba o escandaliza a su familia o sociedad y es
calificado de insano acusado de enfermedad mental y
perseguido como enfermo?

¿otras necesidades?
¿necesidades del individuo que no difiere de sus pares
que no perturba o escandaliza a su familia o sociedad
que no es calificado de insano acusado de enfermedad mental
ni perseguido como enfermo?

¿piernas azules de mujer volar no?
¿ni arbolitos cantar ni mundo heder?
este acto de psiquiatría llena necesidades importantes
los jabalíes de oro se están comiendo a yvonne

Juan Gelman-
de "Relaciones" (Buenos Aires 1971-1973)
en el libro "Interrupciones 1"


Ahora es parte del hedor
Parte importante, eso sí...

San Pablo papá

En la segunda lectura de este domingo que pasó, la epístola de Pablo a Filemón nos decía:
"Te ruego en favor de mi hijo, a quien engendré entre cadenas, Onésimo" (Flm v 10)

El santo se refiere por supuesto a una paternidad de tipo espiritual.
Por lo que deja entrever el resto de la carta, Onésimo, que era esclavo, había sido convertido por San Pablo al igual que tiempo antes había sido convertido su amo, Filemón, a quien el apóstol dirigía la epístola.


¿Cuántas cabecitas retorcidas u oídos a la moda habrán entendido otra cosa en las misas de ayer?

Volviendo a la cuestión de la paternidad, la figura me recordó una sentencia que me regalara un alumno mío de la facultad, creyente él, cuando se enterara de mi brusca conversión y de mis dudas vocacionales en el tiempo posterior inmediato. Me dijo
- Todos estamos llamados a ser padres de alguna u otra manera

No estoy muy convencido de tal afirmación, pero me gusta. Y me pregunto:¿es la paternidad (en el sentido más amplio de la palabra) condición sine qua non para alcanzar la plenitud humana?. La cosa se me hace más clara para la mujer y la maternidad aunque aullen las feministas pero...¿para el hombre también es aplicable?

Se me ocurre en mi ignorancia que la idea puede tener algún sustento teológico por aquello de "creados a imagen y SEMEJANZA" del Padre.

¿de qué cazacuras habrá sacado eso mi alumno?

setiembre 04, 2004

Gandhi y la verdad. Palabras para amigos

Anoche me reuní con viejos amigos. Amigos de la epoca preconversión, con quienes supe compartir una mirada cínica y hedonista sobre el mundo hasta hace no tanto. Gente querida, aunque desde la conversión algo indefectiblemente se haya fracturado entre nosotros.

Se armó la podrida cuando surgió en la charla el tema de LA VERDAD. Su posición relativista negaba absolutamente (¡vaya paradoja!) la posibilidad de una Verdad única.

Están convencidos de que Dios es un "constructo" y de que las personas religiosas somos poco menos que estúpidos o fanáticos autosugestionados. Que necesitamos creer. Pero que no existe ningún absoluto.

En realidad no me asusta para nada el grado de intolerancia subyacente a su discurso progre. Lo conocía bien porque más o menos también fue mío. Sí me asusta la poca conciencia personal y social de esta intolerancia creciente de los supuestos tolerantes, con su violencia escondida.

Vayan para ellos, con mucho cariño y con el afán de que nos iluminen, estas palabras de Gandhi sobre la verdad a las que adhiero. Están sacadas del libro "Quien sigue el camino de la verdad no tropieza. Palabras a un amigo".

Son pensamientos escritos día a día por el Mahatma para su amigo Hingorani y que no fueron publicados hasta después de su muerte por expresa orden suya y por motivos muy coherentes sobre los que quizás algún día me explaye...

VERDAD

- Los nombres de Dios son innumerables; pero, si hubiera que destacar uno, sería el de sat o satya, la verdad. Pues la verdad es Dios.

- Guardémonos del saber engañoso. Es el saber engañoso lo que nos mantiene alejados de la verdad o nos aparta de ella.

- Para encontrar un diamante hay que trabajar muy duramente y remover cientos de toneladas de tierra y piedras. ¿Empleamos al menos una mínima parte de ese trabajo en eliminar la escoria de la falsedad y buscar el diamante de la verdad?

- Quien se ha entregado a la verdad no debe distinguir entre elogio y reproche. Por eso no escuchará el elogio ni se enojará con el reproche.

- A un lado, la verdad; al otro, el dominio sobre la tierra.
Oh, corazón mío, deberías elegir la verdad y rechazar el dominio.

- La mentira destruye el alma; la verdad la fortalece.

- Para conocer la verdad es preciso leer las vidas de los santos y meditar sobre ellas.

- Una sola gota del veneno de la mentira envenena todo el océano de la verdad.

- Quien sigue el camino de la verdad no tropieza.

- La belleza no está en la apariencia sino únicamente en la verdad.

- Quien sigue la verdad a toda costa tiene que estar siempre dispuesto a morir por ella y, cuando llegue el momento, tendrá que entregar su vida.


Psiquiatría, mística y accionar mafioso

(extraído de una carta a Cacho, psiquiatra converso)

..."sí, es cierto querido Cacho, el Lapenax* ayuda a muchos. Eso es lo que me acabas de decir por teléfono. A no negarlo, igualmente cierto es que todo el arsenal químico ansiolítico, antidepresivo y antipsicótico disponible hoy alivia las angustias y padeceres de muchas pobres psiquis atormentadas. Eso parece bueno.
pero...¿atormentadas por qué? ¿atormentadas por quién o quienes?
[...]
¿qué sabemos realmente sobre la salud mental si ni siquiera sabemos qué es la mente del hombre porque no nos ponemos de acuerdo sobre qué es el hombre?
[...]
¿Qué es la paranoia sino (al menos en parte) un grado extremo de miedo? ¿qué es la depresión sino un grado extremo de desesperanza existencial, de muerte en vida? ¿qué es la ansiedad sino la antítesis de la paz del alma?
Miedo, desesperanza, falta de paz... son síntomas espirituales además de psíquicos...¿y quién usa estas armas en la batalla espiritual?
Nosotros lo sabemos.
Es el mismo que te alquila el alivio a gran precio. Esa es la táctica, me hace acordar a cierto accionar mafioso: primero te hostigo y te amenazo brutalmente, si no querés sufrir, si no querés enfrentar la amenaza, pagá entonces el precio de la "protección": Fluoxetina* de por vida, o dosis crecientes de Alplax*, o cualquier otro escapismo mas o menos sistematizado, mas o menos legal, mas o menos destructivo...vas a quedar preso de esa cohersión hasta el ultimo de tus días. Y quizás aún más.
[...]
¿por qué será que las disfunciones en la neurotransmisión son mas creíbles que los demonios de antaño?
Respuesta: ¿que mejor táctica para el mafioso que hacerse pasar por respetable hombre de negocios?

Son las almas las que están en juego, Cachito, las almas..."


* Lapenax: nombre comercial de una droga antipsicótica; Fluoxetina: popular droga antidepresiva; Alplax: nombre comercial de un droga ansiolítica


"porque no es nuestra lucha contra la carne, sino contra los principados, contra las potestades, contra los espíritus malignos de los aires" (Efesios 6:12)

setiembre 02, 2004

converso confeso (credo)

No he leído las Confesiones de San Agustín, sin embargo creo tener una somera idea sobre la vida del santo y su llegada a la Verdad. Supongo que no debo ser original pero me gusta pensar que la historia de mi conversión guarda alguna semejanza con la del santo de Hipona.
Es que también vengo de una vida disipada y de una búsqueda errada, también me convertí a los 32, también fue un evento súbito y contundente, también fue sobrenatural, misterioso y a la vez clarísimo.

Mi caso tuvo algo de paulino además: fue un verdadero mazazo, una caída del caballo, un baldazo de luz, un reseteo mental que ciega para dar vista nueva. No perseguía cristianos en mi vida previa pero iba en camino de perseguirlos.

Locura para los sensatos, lo cierto es que a partir de una larga noche de hace ya tres años he renacido, soy otra persona. Lejos estoy de ser santo pero al menos ahora quiero serlo. Soy otro.

Creo.
Y creo de verdad. Y sé en qué creo:

Creo en Dios. No como un concepto, sino como El que Es.
Creo en un único Dios Trino:

Creo en Dios-Padre, Creador, un Dios todopoderoso, incognoscible, trascendente e immanente a la vez, el mismo Dios de Abraham y Moisés, el Dios de los profetas, el que hizo todo con perfecta sabiduría, el Padre del hombre que ama a su criatura y no la abandona sino que sigue interviniendo en el tiempo donandonos vida y libertad.
Un Dios que en el colmo de su amor se hizo fragilidad de niño.

Creo en Jesucristo, Dios-Hombre. Creo que nació de la virgen María, criatura perfecta a quien amo como madre mía; Jesús es mi Señor: la Palabra, la Verdad, el Camino, la Vida. Creo que quien ha visto a Jesus ha visto al Padre. Creo en el Reino que vino a predicarnos como algo cercano, como algo que ha de venir. Creo en sus milagros pero no por sus milagros. Creo en su Pasión a manos de un mundo confundido que no tolera la Verdad porque también creo en la naturaleza caída y en el pecado como negación de Dios. Creo que Jesucristo resucitó y vive. Creo que volverá en persona al fin de los tiempos, cuando casi no haya fe sobre la tierra. Creo importante recordar que eso bien podría ser mañana, aunque nadie sabe cuando será. Creo en la finitud de la historia. Creo en un principio y un fin, en el Alfa y el Omega.

Creo en el Espíritu Santo como Dios-Espíritu o como Espíritu de Dios, protector del hombre con sus dones. Creo en su divino poder. Creo en el hombre porque tiene un espíritu imbricado con su carne, capaz de alojar o recibir al Espíritu Santo.

Creo en la santa Iglesia Católica que es también pecadora. Creo en la Iglesia como cuerpo místico de Cristo en la Tierra.
Creo en la sangre de los mártires.
Creo en la común unión de los santos, sean o no católicos.
Creo en los ángeles pero aclaro que los hay de dos bandos.
Creo en la resurrección de los muertos aunque no entienda nada.
Creo en la vida eterna de las almas, pero no como sinónimo de salvación natural.
Creo en la batalla espiritual que todo hombre debe librar, batalla ya vencida por Cristo.
Creo en el corazón del hombre, ese sagrado campo de batalla.
Creo en la salvación como algo difícil para el hombre pero querido por Dios.
Creo en el Juicio y temo, porque mi conciencia es suficientemente profunda.
Creo en la misericordia divina y confío, porque es muchísimo mas profunda que mi conciencia.

Creo en AMAR como mandamiento primero y último.

Creo en el sentido y en la belleza.
Creo en el presente como punto de contacto con lo eterno.
Creo en el perdón, la humildad y la mansedumbre como medios revolucionarios.
Creo en el desapego, en el desprendimiento, en el alma de pobre, como condición de salvación.
Creo en el misterio más allá de las ilusiones.
Creo en las vueltas de los caminos de Dios, incompresibles para quienes solo vemos muy poco.
Creo en lo Absoluto.
Creo y recreo en el Amor.
Creo que sólo soy por El que Es


Creo. Soy otro.
Este nuevo hombre es el que pretende decir algo en este nuevo blog. Para rabieta, incomprensión y sorna de muchos, para consuelo y piedad de muy pocos.
Para mayor gloria de Dios

(mmmmmm... ¿no será mucho?)

Powered by Blogger