verso converso

aportes incorrectos después de haber caído del caballo...

Y él les dijo: «Así, todo escriba que ha llegado a ser discípulo del Reino de los Cielos es semejante al dueño de casa que saca de sus arcas lo nuevo y lo viejo.» (Mt 13,52)


febrero 03, 2010

Procrastinar

No tiene nada que ver con el pro-castrismo ni con ninguna idea política.

Resulta ser que no sabía que algo que me acompaña desde hace tanto tiempo, un mal que me aqueja de forma tan crónica y persistente que ya es tristemente parte de mi ser; un viejo conocido demonio que me asedia con cara amigable y me gana casi siempre... se llamaba así: Procrastinación .

Procrastinar es la tendencia pertinaz a dejar para después lo que se debe atender ahora. La postergación constante de asuntos tediosos o responsabilidades en pos de actividades menos importantes y más placenteras, como por ejemplo, navegar ("unos minutitos nomás, eh!") en internet cuando nos espera la planilla de excel o el informe a terminar o el aburrido mail de trabajo a contestar ¿les suena?

Decía que lo considero un demonio, un demonio menor y por ende poco conocido, quizás un sobrino de la Pereza, pero ciertamente genera en la vida y el alma de los que lo padecemos un mal enorme.
La suma de mini-postergaciones genera grandes complicaciones, frustaciones y fracasos en mi cotidiana vida laboral y social.

Como a casi todos los antiguos demonios que combaten la plenitud de la vida humana, la ciencia moderna les ha puesto un disfraz de síntoma psiquiátrico.

Quiero confesar que descubrir su nombre a esta altura de mi vida no deja de tener un efecto exorcizante.

- Procrastinatus! Vade retro! Ya me pongo a laburar

7 Comments:

Blogger Juan Ignacio said...

Sublima tus procastrinaciones con entradas aquí. Sacarás bien de mal.
Un abrazo.

11:54 p.m.  
Anonymous Fernando said...

Hola, Hernán. Tan diabólica es la procrastinación como la contraprocrastinación: estar siempre atareado y sentirte culpable si pierdes un solo minuto mirando el cielo al atardecer.

Qué bonito, lo de laburar. Suena a latín puro, ¿no?

10:51 a.m.  
Blogger Pame... said...

Excelenteeeeeeeeeeeeee!!!!
A mi me persigue el mismo, aliado con la perza propia de la falta de voluntad, propia de la tibieza (diria un santo muy querido por mi)...
Sigo pasando!
Abrazos!!

5:03 p.m.  
Blogger hjg said...

Vos decís "proCASTRIinación" y yo digo "proCASTInación", pero parece que lo correcto es "proCRASTInación" (aunque suene feo).

11:26 a.m.  
Blogger Hernan said...

había puesto "procastrinar" inicialmente y lo corregí al notar el error.
"Procrastinar" suena ciertamente horrible

6:00 p.m.  
Blogger Juan Ignacio said...

Vos decís "proCASTRIinación" y yo digo "proCASTInación" me hizo a acordar a "Let's all the whole thing of".
Saludos amigos.

1:18 a.m.  
Blogger Victoria Lopez Lazzari said...

me siento totalmente identificada.. y como pones ayuda mucho ponerle nombre a las cosas jajja =D
igual es verdad que son periodos en que uno entra como a tuneles o remolinos de los que le cuesta salir...

4:55 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home

Powered by Blogger