verso converso

aportes incorrectos después de haber caído del caballo...

Y él les dijo: «Así, todo escriba que ha llegado a ser discípulo del Reino de los Cielos es semejante al dueño de casa que saca de sus arcas lo nuevo y lo viejo.» (Mt 13,52)


febrero 15, 2005

la sagrada razón

El domingo disfruté mucho de un almuerzo y una larga sobremesa con amigos. Uno de los temas que surgió fue el del irracionalismo que se desprende de las nuevas teorías en neurociencias (con sus bemoles, tanto la teoría del marcador somático de Damasio, la inteligencia emocional de Goleman o la teoría del intérprete de Gazzaniga coinciden en que el procesamiento cognitivo consciente, lo "racional", es secundario a otros procesos primarios no conscientes, de índole emocional. En realidad esto es casi lo mismo que había intuído Freud con su teoría del inconsciente pero ahora es redescubierto con un correlato material y sin ochenta años de metalingüistica deformante y falsas interpretaciones encima...).

El más inteligente de este grupo dominguero, el mismo que había enunciado el problema, expuso sus dudas y temores sobre el irracionalismo.
Hoy nos deleita con un post sobre el asunto.

Y es que la razón es digna de ser defendida. Y cuidada. ¿Quién lo duda?
La no-razón, por más idílica que la puedan pintar, es un amplísimo territorio de regiones siniestras y barbáricas.

La razón tiene sentido. Es digna de ser respetada.
Lo que no creo es que sea digna de ser endiosada.

Y nuestra civilización occidental, de Descartes para acá, ha endiosado a la razón.

Cambiando un poco el enfoque: hemos endiosado tanto a la inteligencia que la hemos analogado a la "salud". Por lo tanto ahora que tenemos medios para enriquecerla artificialmente con psicofármacos, "estimulantes cognitivos" que le dicen, va a ser difícil escapar del doping por motivos sanitarios. Ejemplo: si su compañero en la oficina rinde mucho más que usted porque toma Concentrín grageas, usted, que padece de distracciones incohercibles cada 20 minutos, no querrá ser menos y perder su ascenso. Y aunque usted elija no drogarse, su jefe no se lo va a permitir. Su médico (bah, esa figura, "su médico" ya no existe más, digamos mejor "el médico que le otorga su Sistema") le pondrá un nombre a lo que a ud. le pasa, a su "déficit cognitivo específico", e inmediatamente le dará el remedio: quizás RecontraConcentrin Forte, píldoras de acción prolongada. ¿Brave New World? Naaaa...
Todo esto es tema para desarrollar en extenso más adelante.

Volviendo a la discusión original, mi impulsivo y temerario comentario en aquella sobremesa fue: "Cristo es irracionalista. El Evangelio es irracionalista!"
Y argumenté toscamente que los dos mandamientos principales de los cristianos se refieren a amar (primero a Dios, luego al prójimo como a uno mismo). Nada se nos ordena de entender, razonar, calcular, deducir, pensar... Es más, asociaba hoy, incluso tenemos en la Biblia a los "sabios y prudentes" según el mundo como figuras hiperracionales pero ajenas a la Verdad de Dios, revelada a los sencillos y humildes....

Y como corolario de esta postura podría engolosinarme y enunciar que los católicos veneramos a un Sagrado Corazón de Jesús pero no a un Sagrado Cerebro. Bueno, eso es al menos lo que yo creía; parece que hay algunos que se van poniendo a tiro con los tiempos.

9 Comments:

Blogger finitud said...

Justo acabo de leer el post que citas, y de comentarlo. Le hablé de un psicoanalista que mucho no leí, pero lo que leí me gustó, llamado W. Bion, que tiene una teoría acerca del pensamiento al que define como doloroso. "Pensar duele", leí, y me cayó simpático.
Bueno...lo que pensé es que (espero no meter la pata, mi falta de lectura me está pasmando)Dios no es razonable, porque no necesita razonar, simplemente porque la razón es un camino para el conocimiento, propio de los mortales, que no inteligimos las cosas en forma inmediata. (Mas parecido a lo que sería para nosotros intuir) pero para Dios, omnisapiente, la razón no es necesaria. En este sentido, Dios no razonaría. Aunque para llegar a conocerlo nos ayuda ese camino, y es verdad que la razón no iluminada por datos verdaderos, (cuya fuente privilegiada es la Palabra Revelada) y que los creamos. También es verdad que nuestra inteligencia es finita, y como tal no llega a comprender la totalidad de los misterios. (Bueno, me estoy extendiendo mucho, mejor escribo un post en mi blog)Espero haber aportado.

11:57 a.m.  
Anonymous Anónimo said...

Recuerdo un día particular, un día que se produce el milagro de la revelación y el Espíritu sopla sin saber de dónde.
Yo era la persona más tozuda del mundo; según yo, la fe debería pasar por la razón; si la fe era menos que la razón, bastante objetable era.
Digo, aquel día, cavilando, el Espíritu me da un golpecito que me dejó casi en el suelo. "No cuestiones". Eso.
Así, ahora procuro acceder a su presencia con la fe de los niños, la que solicita de nosotros Jesús. No es fácil, obviamente.
Saludos.
Rayentru.

12:21 p.m.  
Anonymous javy said...

mira esta pag
http://matenamisuegra.blogspot.com/

12:37 a.m.  
Blogger Hernan said...

finitud: buenísimo el aporte, merece otro post.

javy: tu publicidad no es bienvenida aquí. La casa se reserva el derecho de admisión.

Rayentru: GRACIAS! Me has refrescado la memoria. Me interesaría contactarme contigo.
Un abrazo en Cristo.

1:04 a.m.  
Anonymous Anónimo said...

les recomiendo leer

FIDES ET RATIO
Encíclica de Juan Pablo II sobre las Relaciones entre Fe y Razón.

una opción :
http://www.corazones.org/doc/fides_et_ratio_1.htm

silvi@

2:00 a.m.  
Anonymous Anónimo said...

Les recomiendo leer:
FIDES ET RATIO
Encíclica de Juan Pablo II sobre las Relaciones entre Fe y Razón.
link:
http://www.corazones.org/doc/fides_et_ratio_1.htm

silvi@

2:04 a.m.  
Anonymous Anónimo said...

recomiendo
FIDES ET RATIO
Encíclica de Juan Pablo II sobre las Relaciones entre Fe y Razón.

http://www.corazones.org/doc/fides_et_ratio_1.htm

cariños
silvi@

2:13 a.m.  
Blogger Juan Ignacio said...

Este es un comentario medio tangencial por la mención a Descartes en el post. No sé mucho de Descartes pero escuché a quienes lo defienden (y son creyentes). Dice Unamuno en la intro de "Del sentimiento trágico":

"En las más de las historias de la filosofía que conozco se nos presenta a los sistema como originándose los unos de los otros, y sus autores, los filósofos, apenas aparecen sino como meros pretextos. La íntima biografía de los filósofos, de los hombres que filosofaron, ocupa un lugar secundario. Y es ella, sin embargo, esa íntima biografía, la que más cosas nos explica."

Y yo digo que: estas palabras favorecen a la de Florencio Arnaudo, que fuera mi profesor de Doctrina Social de la Iglesia (y de tantos otros defensores de Descartes) que decía que una cosa era la creación de Descartes y otra la que habían hecho sus "sucesores". Quizás unir la creación de Descartes con la de otros a los cuales criticamos su alejamiento de la verdad (por decirlo de alguna manera) es algo falso, más de un ordenamiento sistemático de la historia de la filosofía que de algo real. Mas no sé.

Decía una vez en Sweet Rome que Descartes fue a dar gracias a la Virgen de Loreto por su método o algo así. No sé si eso sirve para algo, pero quizás da una pauta de su vida íntima.

Saludos.

2:01 p.m.  
Blogger Juan Ignacio said...

Triple recomendación para leer la Fides et Ratio me hace acordar a su introucción:

"La fe y la razón (Fides et ratio) son como las dos alas con las cuales el espíritu humano se eleva hacia la contemplación de la verdad. Dios ha puesto en el corazón del hombre el deseo de conocer la verdad y, en definitiva, de conocerle a Él para que, conociéndolo y amándolo, pueda alcanzar también la plena verdad sobre sí mismo (cf. Ex 33, 18; Sal 27 [26], 8-9; 63 [62], 2-3; Jn 14, 8; 1 Jn 3, 2)."

2:06 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home

Powered by Blogger