verso converso

aportes incorrectos después de haber caído del caballo...

Y él les dijo: «Así, todo escriba que ha llegado a ser discípulo del Reino de los Cielos es semejante al dueño de casa que saca de sus arcas lo nuevo y lo viejo.» (Mt 13,52)


febrero 04, 2005

demostración angelical

Los ángeles están de moda. La “angelología” se ha transformado en una de las nuevas formas de chantada new age o espiritismo disfrazado.
Sin embargo, no por eso los ángeles han dejado de ser parte de nuestra fe. No se trata de ninguna fantasía mitológica, su existencia no es ningún chiste. Si usted se dice creyente, cristiano, judío o musulmán, usted debería creer en los ángeles.

La existencia de seres espirituales, no corporales, que la Sagrada Escritura llama habitualmente ángeles, es una verdad de fe. El testimonio de la Escritura es tan claro como la unanimidad de la Tradición. (Catecismo de la Iglesia Católica, 328)

De lo poco que uno sabe sobre los ángeles está el saber que cantan. Es más, cualquiera sabe que se agrupan en coros.

Alguna vez, en ejercicios espirituales, medité con la maravillosa escena del “Hosanna” a los pastores de Belén (Lc 2, 13-14). Era una escena terriblemente musical. Tan musical como terrible.



Además, los ángeles pueden irrumpir en el tiempo, pero no pertenecen al tiempo.

Dando vueltas sobre el asunto descubrí que el Génesis no mencionaba la creación de los ángeles...¿desde cuándo existen estas criaturas?

Santo Tomás me ayudó:

...”los ángeles no están sometidos al movimiento de los cuerpos celestes, que es la primera medida del tiempo continuo, en ellos por tiempo se entiende la sucesión de operaciones intelectuales y afectivas. Así, pues, el primer instante en los ángeles corresponde a la operación con la que la mente angélica se volvió a sí misma por el conocimiento vespertino. Por esto, en el primer día se habla de la tarde y no de la mañana (Gen 1). Esta operación fue buena en todos. Pero a partir de dicha operación, por el conocimiento matutino, unos se volvieron al conocimiento y alabanza de la Palabra; y otros, en cambio, se encerraron en sí mismos e, hinchados de soberbia, se hicieron noche”...( Suma Teológica Ia 63, 6, obj:4)

Primer día, entonces.
Antes del sexto. Antes del hombre.

Llego entonces al siguiente silogismo:
a) Los ángeles son seres musicales
b) Los ángeles son anteriores al hombre


Entonces
c) La música es anterior al hombre.

(Que es lo que queríamos demostrar).

8 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Bra-vou

12:03 p.m.  
Blogger Arp said...

Muy bueno: estupendo.

2:44 p.m.  
Anonymous Anónimo said...

Muy bueno, la musica tambien es algo en cierta forma "sobrenatural"
Saludos.

7:28 p.m.  
Blogger leonbloy said...

algunas objeciones/dudas/aclaraciones

1. el silogismo descansa en premisas
teológicas (y no de teología natural sino revelada),
es por lo tanto irrelevante para los no católicos

2. es dudoso que lo de los "coros" angélicos
sea algo más que una metáfora

3. igualmente, el "canto" de los ángeles es
poco más que una imagen, creo... aun aceptando
que los ángeles "canten" (cosa que por otra parte
está lejos de ser una verdad de fe),
es dudoso que la palabra "música" sea unívoca;
parece más bien un término analógico o metafórico.

4. el "antes" se refiere a simple cronología, supongo.
pues bien, no me queda claro qué quiere decir que
"la música existiera" en un determinado tiempo (antes
de la creación del hombre). nos referimos a la música
como concepto abstracto, como un "ente de razón" ? (podríamos decir que el número Pi existía antes de la creación del hombre ... ¿ no ? .... ¿ y ? )
¿nos referimos a una música "en acto", ejecutada de
alguna manera ?
pero sigue siendo difícil... ¿es necesario el fenómeno
físico (el sonido) para que "haya música" ? ¿no existe
la música en una partitura, en el recuerdo ?

en realidad, más lo pienso, y más difícil me resulta precisar qué cuernos es la música...

en fin, puede uno decir que los ángeles,
antes del hombre, han "hecho música" ...
en algún sentido. pero yo no veo muy claro en qué sentido.
y no veo claro cómo se relacionaría eso con lo
que nosotros entendemos como música.
y menos claro aún veo qué puede aportar esto en
la cuestión de la evolución (ciertamente, diría yo,
casi nada al diálogo con el materialista incrédulo;
más bien al contrario)

tome ud. estas objeciones (al modo de las objeciones
de la Suma) como un aliciente para explayarse más y mejor...

salud

PS: debería ud. citar (leer primero, preferentemente) el comienzo del Silmarillion, se me ocurre

11:08 p.m.  
Blogger finitud said...

El razonamiento me resulta dudoso, pero muy simpático. (En el mejor sentido de la palabra)

12:49 p.m.  
Blogger Hernan said...

Mi amigo leonbloy es un caso serio de brillantez intelectual y de ecuanimidad. Por eso lo admiro tanto.
Podría contestar a sus demoledoras objeciones con lo que ha citado Arp en su blog por estos días:

"Tomar a un hombre perfectamente en serio significa destruirle, pues ser tomado perfectamente en serio es algo que exige demasiado de nosotros".(Robert Spaemann, Felicidad y benevolencia, Madrid, 1991, p. 273)

pero sería tirar la toalla demasiado temprano.

Así que en vez de intentar un movimiento de capa, agradezco sus enriquecedoras objeciones, asumo el impacto y me pongo a preparar nuevas argumentaciones.

Especialmente rica, como punta de ovillo, es la analogía música-matemáticas, de eso podremos decir varias pavadas más.

No se las pierda. Próximamente en este blog.

6:21 p.m.  
Blogger Martin said...

Esta discusión es tan inútil como interesante: Lo único más o menos cierto es que la música comenzó a existir con J.S Bach y punto. Mas no estamos en condiciones de afirmar que Bach haya sido un ser humano, con lo cual terminamos no afirmando nada. Además yo diría que para Beethoven, la Novena Sinfonía, fuera de la partitura, JAMÁS fue, en rigor, un fenómeno físico... pero ¿vamos a decir entonces que para Beethoven no existió la Novena Sinfonía? La novena sinfonía existió antes de ser tocada per la prima volta: por tanto la música existe antes de ser interpretada, antes de ser tocada, pues existe antes que nada en la mente del músico creador. Con esto ya tenemos algo, pero no tenemos nada, porque la Escritura nos habla, no de ángeles autores, sino de ángeles intérpretes, y esto es bastante dificil de imaginar. otro silogismo:

en la misa hay ángeles y el coro de mi parroquia.
los ángeles no hacen nada.
los ángeles son sordos.

A todo esto, si los ángeles son músicos,
¿se imaginan la música del Diablo?
No seamos tan predecibles.

chau.

5:02 p.m.  
Blogger Hernan said...

Martín, te equivocás cuando decís que "para Beethoven, la Novena Sinfonía, fuera de la partitura, JAMÁS fue, en rigor, un fenómeno físico..."
Beethoven no era sordo de nacimiento, fue quedando sordo paulatinamente a causa de una sífilis congénita. Por lo tanto, obviamente, llegó a desarrollar (y cómo!) todo el circuiterío cerebral para procesar información musical.
Cuando escribe música ya sordo (la 9na sinfonía para seguir con tu ejemplo), esa escritura tiene o puede tener su origen en una representación mental musical, y eso también ES UN FENOMENO FISICO. La activación de millones de neuronas especializadas de tal y cual manera ES un fenómeno físico. Tan físico como el papel del pentagrama, tan físico como los violines del segundo movimiento o como la onda acústica que estos generan.

Digo esto poniéndome un poco del otro lado, el materialismo acérrimo digamos...

Por supuesto, este correlato físico no es más que eso. No explica la verdadera naturaleza de las cosas. No explica el misterio.

Sobre tu silogismo mejor no opino y sobre la música del Diablo vamos a hablar en algun otro post.

11:46 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home

Powered by Blogger