verso converso

aportes incorrectos después de haber caído del caballo...

Y él les dijo: «Así, todo escriba que ha llegado a ser discípulo del Reino de los Cielos es semejante al dueño de casa que saca de sus arcas lo nuevo y lo viejo.» (Mt 13,52)


diciembre 14, 2004

Counter strike

Paso por la puerta de estos nuevos locales que se reproducen en toda ciudad, los "cybers", y ahí los veo en panorama. Nuestros niños. A veces hasta me quedo un rato observando el sórdido paisaje desde afuera, deteniéndome en sus caras reconcentradas, en sus movimientos sobre la silla.

Cuando se hace el ejercicio de intentar ver la escena como si fuera la primera vez, estos niños aglomerados en reductos oscuros con sus auriculares y microfonos incorporados, cada cual frente a su máquina con el reflejo de los monitores en sus caritas, generan un inmenso interrogante: ¿qué está pasando acá adentro? ¿qué están haciendo en realidad estos chicos?.

Ahi están.
Embelezados por la adrenalina barata, algunos, los más expertos, casi ni se mueven de sus asientos a pesar del fragor del combate. Persiguen y matan. Corren, se esconden y siguen persiguiendo. Se alían, se traicionan. Y siguen matando.
Así por horas.

¿Qué están haciendo en realidad?
Están aprendiendo.
Se están entrenando.

Uno, que por suerte o desgracia algo sabe sobre el cerebro en desarrollo y el aprendizaje, no le quita mérito al método: ciertamente genial. Buenas dosis de gratificación inmediata que sostiene la atención, grados de dificultad progresiva dependiendo de la habilidad obtenida (condicionamiento operante) y entrada directa, directísima y simultánea de los estímulos al sistema nervioso mediante más de una vía sensorial (realidad virtual).
Y tiempo. Mucho tiempo a favor. Mucho más tiempo que el que sus cerebros dedican a las matemáticas, a la geografía o a visitar a los abuelitos.
En ese tiempo, en esas horas, sus cerebros están siendo modelados, están cambiando. Están aprendiendo.

El aprendizaje (a nivel estrictamente biológico) depende justamente de estos factores: buen nivel de atención, estímulos atractivos o motivantes, algún condicionamiento, tiempo suficiente. Método pedagógico completito.

Bueno, no hace falta ser neurólogo infantil en realidad para descubrir esto. Basta con reconocer que se usa exactamente el mismo método para enseñarle a volar a los pilotos: los famosos simuladores de vuelo.

Ahora bien, lo que tenemos en todas las manzanas de la gran ciudad son en realidad simuladores de combate, centros de formacion de soldados o guerrilleros. Potenciales guerrilleros captados a las simpáticas edades de 4 o 5 años, a la vista de todos y con el aval de los padres. El Counter Strike, el juego de culto del que hablo, es un simulador excelente ya que hasta las armas (nombre, forma, carga, etc) son reales.

-Uuuuuuhhh, que exagerado este converso! Los pibes sólo están jugando... Siempre jugaron a la guerra...

Si, si, ustedes sigan durmiendo nomás. Después no se hagan los sorprendidos.

Al margen de escepticismos y alarmismos recomiendo esto: seguir los consejos del gran G.K.Chesterton y tomarse un tiempito para mirar las cosas como si fuera por primera vez. Pueden empezar a ejercitarse en la puerta de un cyber, seguir en un recital de la Bersuit o en una oficina de un ministerio. Preguntarse con verdadero asombro: ¿qué es todo esto?
Verán que es un ejercicio maravilloso. Aterrador siguiendo esos ejemplos, pero maravilloso ejercicio al fin.

5 Comments:

Blogger Sangre Azul said...

¿Y los boliches? ¿Saben los padres lo que pasa dentro de un boliche?

8:28 a.m.  
Anonymous Anónimo said...

Leyendo atentamente los párrafos precedentes y teniendo en cuenta que fui, soy y seré un adicto a estos juegos de PC, tengo que decir que se trata de algo muy estimulante que permite escapar de la realidad y no solamente se pueden ver a niños de 4 o 5 años, sino que hay mucha gente adulta que pasa horas cuando terminan una jornada laboral extenuante. Es verdad que estos lugares no son el mejor lugar para desarrollar la mente de nadie, pero también es cierto que los padres no pasan tiempo junto a sus hijos para motivarlos a estudiar más o desarrollar otras actividades más gratificantes como la música o practicar algún deporte, tanto los padres como los mismos colegios donde estudian.
En mi caso particular me gustan los juegos de este tipo y entiendo que puede ser medio chocante ver a un niño festejar la "muerte" de un enemigo en el juego pero amigo fuera del mismo, las reacciones ante cada jugada y tener la sensación de que estan conectados y pareciera que el mundo podría sucumbir y ellos ni cuenta se dieran, aunque me parece que esta situación se da varias circunstancias de nuestras vidas y no sólo en estos nuevos y extraños hábitos.
¿Habrá que buscar otras formas de entretenimiento y evitar la destrucción de la mentes del mañana? ó simplemente esperar que esta moda pase, como tantas otras.

Creo que el furor de este juego está bajando, pero el de otros juegos aumenta asi que habrá que tener paciencia y convivir con esto.

1:31 a.m.  
Blogger Juan Ignacio said...

Son distintos aspectos los que están contemplando autor y anónimo comentarista, válidos ambos, creo. Un post no puede abarcar todos los aspectos.

Debe haber, puede ser, cierto aspecto "lúdico" que permite "canalizar las agresividades" (claro, para eso no hace falta cortar cabezas y mirar chorros de sangre, digo yo, no conozco el juego).

Sólo un comentario, saludos.

12:30 p.m.  
Anonymous Manuel said...

si, si, si! lo que digas!. jugar este juegoo no me ah afectado en nada tengo 5 años jugando este juego y no eh matado a nadie en la vida real, no eh dejado de comer por jugar, no eh dejado de comunicarme con mis padres, no eh bajado mis notas, de hecho, me gradurare este año con honores! por mis altas calificaciones! osea esto no afecta en nada, es solo para divertirce con los amigos sin salir de casa, o pues desestrezarce de las tareas ya terminadas!.

hasta luego saludos! ve esto

3:31 a.m.  
Blogger Hernan said...

Manuel:
"divertirce"? "desestrezarse?"
No se donde estarás estudiando pero parece que dan honores fáclmente...

Mirá, desde que escribí ese post, hace ya más de 2 años, se publicitaron varios episodios violentos con armas protagonizados por jóvenes estudiantes en colegios y universidades. Por ejemplo, éste. En casi todos los casos eran pibes "tocados", con algun grado de enfermedad mental subyacente y en casi todos los casos tenían el antecedente de ser adictos a estos juegos.
No digo que exista una relacion causal entre videojuegos violentos y conductas violentas pero sí digo que NADA ES INOCUO, existe una menor o mayor influencia en nuestros actos y pensamientos de todo ese tiempo de exposicion a estímulos.
Tambien después de que se publicara ese post salieron a la luz muchos artículos científicos sobre el tema (cosas que no se divulgan en la mass media) que un graduado con honores como vos seguramente sabrá valorar:
Abstract 1
Abstract 2
Saludos y felicitaciones

(y perdón por el sarcasmo, es que ví mucha TV y escuché mucho la Rock&pop)

3:52 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home

Powered by Blogger