verso converso

aportes incorrectos después de haber caído del caballo...

Y él les dijo: «Así, todo escriba que ha llegado a ser discípulo del Reino de los Cielos es semejante al dueño de casa que saca de sus arcas lo nuevo y lo viejo.» (Mt 13,52)


enero 17, 2007

conversa (2)

Fue una noticia menor, de esas que son tomadas por pocos medios.
Una mujer argentina fue nombrada "mujer del año" por una asociación europea.

Al hurgar un poquito más en la noticia, descubro una historia de esas que a uno le gustaría escuchar más a menudo. Una historia fuerte, con cuerpo, de esas que a uno le ilusiona que simplemente ocurran.
Una conversión.
Pero a diferencia de tantas (tantas?) otras conversiones contemporáneas, la historia de Naty Petrosino roza el carácter de una verdadera hagiografía. Al dramatismo y heroismo inicial, se le agregan los años de sostén y coherencia con su nueva vida.

Una conversión radical, de las de antes.
Una conversión con la que alguna vez uno fantaseó. Largar todo de verdad, despojarse, entregarse a la locura del Evangelio.

Una tentación permanente, podría decirse. A veces uno se imagina más fácil largar todo que seguir luchando allí donde Dios lo puso. Uno cree (no sin razón, quizás) que sería más sencillo ser testimonio de Cristo vistiendo sayal y durmiendo en un ranchito del monte, que trabajando en una oficina del microcentro.

4 Comments:

Blogger natalia said...

"Todos hemos vivido ese dramàtico desnivel que hay entre los sueños y la realidad y afortunados quienes asumen la realidad con tanto coraje como los sueños"
Martin Desclazo
Saludos desde lejos

8:57 p.m.  
Blogger hna josefina said...

¡Me encantó la mujer! No la conocía. ¡Gracias!

9:26 p.m.  
Anonymous Anónimo said...

Sin duda esta mujer es del tipo de gente que necesitamos para vivir en un mundo mejor.

Aqui encontre algo mas sobre ella, su nombre es Naty Hollmann, descendiente de alemanes del Volga y oriunda de Bahia Blanca, al sur de la provincia argentina de Bs As.

http://es.wikipedia.org/wiki/Naty_Hollmann

1:07 p.m.  
Anonymous Anónimo said...

me parece que demostrar la renovación en el lugar donde te encuentres es la consecuencia de la evangelización; no es servicio social como requicito postumo al término de un curso o similar. . . es el "estilo de vida".

bien por esta mujer, pero que pasa con quien cada día tenemos algun contacto?
sí fuesemos como un espejo que reflejara "la paz interior" (solo por denominar) al enfentrar a otro en la misma condición, CLARO, se multiplicaría, pudiese ser infinita.

abur
desde chihuahua, chihuahua méxico

4:52 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home

Powered by Blogger