verso converso

aportes incorrectos después de haber caído del caballo...

Y él les dijo: «Así, todo escriba que ha llegado a ser discípulo del Reino de los Cielos es semejante al dueño de casa que saca de sus arcas lo nuevo y lo viejo.» (Mt 13,52)


julio 09, 2006

el pato bachiller II

Cómo iba yo a sospechar que aquella simple fábula tendría tal repercusión en mi vida... cómo siquiera vislumbrar que se trataba de un mensaje fatídico, un oráculo, un anuncio, un sino...

porque, señores, yo soy el pato bachiller del cuento.

Hago un poco de todo, y nada me contenta. Como médico tengo un éxito profesional que no merezco, le dedico buena parte de mis horas a la tarea y al estudio pero sólo yo conozco la debilidad de mi entusiasmo vocacional, y ando por la investigación científica así como por la clínica asistencial, conjugando ambas ramas con gusto sin definirme por ninguna, sabiendo íntimamente que es porque no estoy del todo allí. Tampoco estoy del todo en la docencia, a pesar de ser profesor y de sentir que podría hacerlo bien si tan solo me lo propusiera. Pero no, mi labor docente es deficiente. Digo que lo mío es mirar el mundo, decir, criticar, predicar, usar las palabras con gracia, pero no escribo más que en este pobre blog a las perdidas y con una inspiración que fluctua por no decir que languidece. Decenas de proyectos de cuentos y novelas, esbozos de poesias nunca salieron de mis cuadernos amateurs o adolescentes. Creo tontamente que podría haberme dedicado a la música, fui bendecido con mucho oído, pero apenas pude soplar torpemente una armónica de blues o cantar un puñado de canciones para amigos alguna que otra vez. Mis fotos suelen ser elogiadas pero definitivamente no soy un fotógrafo que pueda jactarse de tener tal profesión. En fin, tengo muchos intereses y tambien ciertos talentos dormidos, casi ya atrofiados... pero en nada me hallo pleno.

Abarco mucho y aprieto poco. El pato bachiller. Apto para todo. Muy bueno para nada.
Ese soy yo.

8 Comments:

Blogger Jose Menchon said...

Bueno, si te sirve de consuelo yo tambien soy un poco "pato bachiller", y te diré que somos unos cuantos. Podriamos hacer un Club ;)

Saludos

10:36 a.m.  
Blogger Juan Ignacio said...

No sé qué me llegó de tu relato. Sin tener grandes éxitos en cosas que no me llenan del todo, algo de lo que dices me pasa.

A veces pienso: por algo estoy donde estoy; no creo que sea sólo porque no intente estar en otro lado.

A veces las cosas llegan sin que las planeemos. Eso no quiere decir que no haya que buscar nada.

...

10:46 a.m.  
Blogger hna josefina said...

¡Qué tema éste!
Sé de qué hablan... hasta los 34 estaba bastante en las mismas. Y siempre buscando...
A esa edad me encontré con las Esclavas y me dí cuenta que era la respuesta a mi búsqueda.
Tal vez sea sólo mi experiencia, pero estoy convencida que 'hay algo preparado especialmente para cada uno'. Mejor dicho: ALGUIEN te lo tiene preparado desde siempre.
Unos lo encuentran antes, otros ni lo buscan, y a otros nos cuesta más encontrarlo... Pero si lo buscamos, confiar, porque lo vamos a encontrar.
¡Ah! También sucede que a veces creemos que buscamos algo, y después encontramos lo que nunca nos habíamos imaginado.
Creo firmemente que esa búsqueda, ese no saciarse con nada, ya es 'Providencia' que te motiva a seguir buscando más allá.

8:57 p.m.  
Anonymous Ecazes said...

Yo creo que lo que pasaes qe estamos a la mitad de la película, odavía no tenemos todo el panorama.
Suelo decirme algo parecido a lo que dice la Hna Josefina. Si tenemos todos estos donees , es por que los necesitarmenos para hacer aquello que el Señor nos tiene.
Y sigo pensando que te haría bien "caerte" del caballo de carreras en el que estás montado, es mucho lo que llevas, ¿como haces oración diaria, en silencio y soledad, con ese ritmo?

6:55 a.m.  
Blogger Ma said...

Hola Hernan, si hay club de pato bachiller, me apunto... La prueba de validez para el ingreso la tendrás en ver que comienzo muchas cosas y no las sigo, pues mis blogs se quedaron dormidos inmemorialmente. Abarco mucho y alcanzo poco... Sé un poco de todo, pero de nada mucho...
Hna Josefina nos dice muchísimo en su comentario. Al final resulta que en Dios todo acaba adquiriendo su sentido; que entre fallo y fallo, en la fisura misma que existe entre lo que queremos y en lo que realmente hacemos, se nos mete Dios a trabajar, a su manera.
Nuestro Dios, como un trabajador humilde, con las herramientas que le cedamos y los materiales poco adecuados, comienza a quitar polvo por aquí, a fregar por allá, a ordenar por otro lado... respetando los materiales... y al final nos encontramos que en esa red de inutilidades nuestras y sin desechar siquiera nuestros pequeños caos, ha hecho de manera que realicemos ese algo para lo que nos dio la vida. Y lo hace tan bien que nosotros nos encontramos descubriendo su obra en nosotros, maravillándonos de ese arte suyo de trabajarnos sin casi hacerse notar. ¡Bendita providencia! ¡Cantaré eternamente en acciópn de gracias!

1:28 p.m.  
Anonymous Anónimo said...

Yo tambien soy una pata, solo que ahora ya estoy pensando que eso de tener una vocacion definida, trabajarla al 100 % y ser de los mejores merecidamente mientras uno siente que esta alli donde debe estar: es algo que le pasa solo a unos pocos...incluso tal vez solo en mi imaginacion-
Mas bien diria que aun no entiendo la logica de los caminos que me toca transitar pero solo permanezco en la certeza de que hay un plan para mi y que algun dia voy a descubrirlo (mientras o despues de emprenderlo)...no desespero.

Ser buena para todo se parece bastante a no ser buena para nada, a veces la identificacion viene de afuera y a veces la luz viene de adentro....

12:00 a.m.  
Blogger Hernan said...

Gracias a todos por sus comentarios, especialmente a Josefina y Maricruz.

Ecazes, creo que tenés razón, es hora de que me baje del caballo de carrera. Ando mal sin oración.

12:25 a.m.  
Anonymous Anónimo said...

ayy, tio!
llegaste un poco al "centro" de nuestra existencia finita y limitada... el no encontrar la plenitud ni en nuestras obras, ni en nuestras capacidades, ni en nuestros meritos, etc, etc.
la plenitud que deseamos esta en Otro, que nos la regala, nos la muestra... hay que buscarlo...
oracion, tiempo para EL... que tal un tiempito en La Trapa?
Ricky

1:06 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home

Powered by Blogger