verso converso

aportes incorrectos después de haber caído del caballo...

Y él les dijo: «Así, todo escriba que ha llegado a ser discípulo del Reino de los Cielos es semejante al dueño de casa que saca de sus arcas lo nuevo y lo viejo.» (Mt 13,52)


diciembre 17, 2004

lápices

Dos mujeres especiales. Ambas nacidas a principios del siglo XX con pocos meses de diferencia. Aparentemente muy poco en común.

Una es un lápiz famoso. La otra no es muy conocida en general y menos como lápiz.

Una es santamente simple:

"Yo soy un lápiz en las manos de Dios.
Un trozo de lápiz con el cual Él escribe lo que quiere".

Madre Teresa de Calcuta (1910-1997) tomado del libro Orar, ed. Planeta, p 166



La otra usa más palabras:

"Ser para Cristo lo que el lápiz es para mí cuando, con los ojos cerrados, siento su punta en contacto con la mesa. Tenemos la posibilidad de ser mediadores entre Dios y la parte de la creación que nos es confiada. Es necesario nuestro consentimiento para que a través de nosotros él perciba su propia creación. Con nuestro consentimiento, él realiza esta maravilla. Basta que yo sepa retirarme de mi propia alma para que esta mesa que tengo delante de mí tenga la incomparable suerte de ser vista por Dios. Dios no puede amar en nosotros más que este consentimiento de retirarnos para dejarlo pasar, como él mismo, el Creador, se ha retirado para dejarnos ser. Esta doble operación no tiene otro sentido que el amor, como el padre da a su hijo lo que permitirá al niño hacer un regalo a su padre en el día de su cumpleaños. Dios, que no es nada más que amor, no ha creado nada más que amor."

Simone Weil Filósofa, judía, activista de izquierda, conversa, mística (1909- 1943) de Cahiers III,p.13


Un mismo Espíritu que sopla (y escribe) donde quiere

4 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Los Cahiers! hace mucho posteé (http://www.zonalibre.org/blog/demairena/archives/2002_08.html#031076) sobre ellos, y SW quedó más o menos como 'poeta', pero Hernan (hjg) me corrigió que no. Sin embargo, cuanta poesía hay en esas líneas, y que buena metáfora la que ambas recogen.

Realmente, muy buen post el tuyo!

JuanPablo (http://www.zonalibre.org/blog/demairena)

1:41 p.m.  
Anonymous Anónimo said...

Una pregunta... Hace tiempo que ando leyendo cometarios Sobre Simone Weil, pero, tengo una duda un tanto superficial: ¿Cómo se pronuncia "Weil"?

11:53 a.m.  
Blogger Hernan said...

No estoy seguro pero creo que se pronuncia [Vail]

10:11 p.m.  
Blogger finitud said...

Me gustò mucho volver a pensar esta metàfora del làpiz, que no es màs que ofrecerse como instrumento. Que difìcil y sublime esto de "sacarse del medio", dejar que Dios obre a travès de uno. Me acordé de otro que ofrecièndose como instrumento querìa oficiar de "trapo de piso de Dios": Don Orione.

6:07 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home

Powered by Blogger