verso converso

aportes incorrectos después de haber caído del caballo...

Y él les dijo: «Así, todo escriba que ha llegado a ser discípulo del Reino de los Cielos es semejante al dueño de casa que saca de sus arcas lo nuevo y lo viejo.» (Mt 13,52)


noviembre 25, 2007

Martín Descalzo

A mi amigo Hernán creo haberle leído o escuchado alguna vez el justificado suspiro de la falta de nuevos Chestertons en la actualidad, es decir, intelectuales católicos mediáticos que tomen el rol de apologetas tan convencidos como hábiles en la manera de plantear las cosas, con el humor y la humildad suficientes como para poder lidiar contra lo que venga.

Se me ocurre que, con otras características y otros talentos, es decir, salvando las grandes distancias que pudieran existir con el afable y brillante converso inglés, el último hombre en ocupar un rol semejante fue el sacerdote, escritor y periodista español José Luis Martín Descalzo (1930-1991), quien con sus ensayos, sus "Razones para...", su cristología y sus artículos periodísticos de difusión masiva, mantuvo en la España de los setentas y ochentas una digna presencia mediática del pensamiento cristiano aplicable a estos tiempos.

Aparece entonces este primer post en el blog sobre el padre Martín Descalzo tras haber reencontrado en mi biblioteca un olvidado volumen de "Razones para la Esperanza".
Me quedé un buen rato de la mañana de este domingo disfrutando de esta suerte de aforismos o consejos aplicables aún para los tiempos que corren.

- Impón a ese maldito exceso de trabajo que te acosa y te asedia algunas pausas de silencio para encontrarte con la soledad, con la música, con la naturaleza, con tu propia alma, con Dios en definitiva (E 78)

- Me gustaría que el mundo volviera a ser una gran escuela, que estuviéramos todos sentados en los viejos pupitres, que Dios fuera el maestro que escribiera en la pizarra el verbo "amar" (E 112)

- La vida es dolorosa, dramática, magnífica. Dolorosa, porque siempre se vive cuesta arriba. Dramática, porque en cada instancia nos jugamos nuestro destino. Magnífica, porque todo es un don, un don de amor. Sin que importe que las raíces sean oscuras, porque sabemos que mientras ellas pelean bajo tierra, ya hay un pájaro cantando en sus ramas (E 117-8)

- La mentira se ha vuelto el eje del mundo. Y no estoy hablando de la "mentira gorda", de la trapacería. Hablo de esa pequeñísima red de apariencias con que tapizamos todas nuestras horas (E 202)

- De nada serviría ser libres para pensar si luego no pensamos nada; libres para opinar, si luego sólo opinamos sobre equipos de fútbol; libres para construir nuestras vidas, si luego las malgastamos en la rutina. (E 252)

- A mi me encanta la gente que ama, aunque yo no comparta sus ideas. Porque sé que el amor es la única carta que llega siempre a su destino, aunque tenga la dirección equivocada (E 271)


Descubro que al autor y su obra no le han dedicado ningún sitio en Internet que valga la pena recomendar.

1 Comments:

Anonymous Alejandro said...

Hola, disfruté mucho de lo compartido sobre el padre Martin Descalzo. Dejo una dirección donde pude sacar varias "perlas" para el alma de este Autor.
Estamos Juntos


http://es.geocities.com/humanismo9/

1:58 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home

Powered by Blogger