verso converso

aportes incorrectos después de haber caído del caballo...

Y él les dijo: «Así, todo escriba que ha llegado a ser discípulo del Reino de los Cielos es semejante al dueño de casa que saca de sus arcas lo nuevo y lo viejo.» (Mt 13,52)


abril 21, 2005

misterioso territorio

Entre tantas, una de nuestras más expuestas ignorancias surge de esta pregunta:
¿qué es el Sueño?

No lo sabemos.

Atención, no me refiero a "los sueños", al contenido recordable, sino al mismísimo proceso fisiológico del dormir... ¿para qué sirve? ¿es que sirve para algo?

Año 2005: teorías, muchas. Que la reparación, que el reposo... Nada claro.

Misterio callado, ignorado. Otra herida narcisística. Otro elefante.

Algunas escuetas certezas:
1) Por lo pronto, sirve para vivir. El sueño es vital. Quien deja de dormir, enferma y muere. Famoso es el "Insomnio familiar maligno", una rara enfermedad genética que lleva al óbito.
2) Es un proceso cerebral muy activo, más activo que la vigilia. Basta comparar electroencefalogramas de uno y otro estado.
3) Regula la mayor parte de los procesos corporales. La cuestión de los ritmos circadianos no es chiste: los órganos todos bailan al ritmo de las hormonas y a éstas el sueño les marca el compás.
4) Este dulce tirano ocuparía normalmente un tercio de nuestras vidas y, de un modo casi previsible, los hombres de hoy nos rebelamos contra él sin medir consecuencias. Como con tantas otras cosas vitales y aún misteriosas, intervenimos dramáticamente: violentamos, modificamos. Hacemos uso y abuso de nuestro moderno orgullo, la tecnología (en este caso de la biotecnología hipnótica).

Pero no sabemos.

Soy de la idea de que este tipo de ignorancia se explica por una ignorancia mayor. De que algunas cosas no las entendemos simplemente porque estamos mirando semáforos siendo daltónicos. Hay fronteras para el positivismo, hay ceguera en el materialismo científico. Hay misterio, gracias a Dios.

Valga este post como desagravio personal al hermano Sueño, a quien maltrato tanto con motivos tan vanos.

8 Comments:

Blogger Ardegas said...

El materialismo y positivismo están pasados de moda. El misterio abre paso a cualquier tipo de explicaciones.

12:58 p.m.  
Blogger Juan Ignacio said...

¡Buena expresión la del señor Ardegas!
Sobre todo la primera parte.

Claro, eso de "cualquier tipo" de explicaciones puede sonar mal. Sé que no quiso decir lo siguiente, pero por si acaso yo aclaro, con su permiso.

"Cualquier tipo" suena a que no se puede saber nada.
De hecho no se podrá saber científicamente nada certero, corroborable, "proponible", falsable y etcetera.
Pero hay otras formas de saber.

El misterio me da sabiduría. Para poner un ejemplo, recuerdo las palabras de Eco, un "laicista" asombrado por el misterio que llegó a decir (en mis palabras): "frente a los embriones lo menos que podemos ser es muy cautelosos". Pues claro, una mínima sabiduría es la que obtuvo quien se dio cuenta que no puede saber cuando surge el hombre, la vida nueva.

Después de todo, era Dios y sabía lo que se venía Aquél que dijo: "Felices los que crean sin haber visto".

(Perdón a Ardegas que utilicé su pie para mi comentario).

3:16 p.m.  
Blogger finitud said...

Me encantan este tipo de posts.

4:33 p.m.  
Blogger buena memoria said...

Yo pienso (a veces también pienso) que el Sueño es el preludio de la vida eterna. ¿Cómo se explica que el mío sea tan benéfico y tan llenos de paisajes que no conozco?

10:03 p.m.  
Anonymous peregrino said...

Creo que el sueño es un estado de conciencia. Así como también lo son la vigilia y el sueño con ensueño y otros. Pero durante el sueño profundo sin ensueño (es decir cuando no estamos soñando) creo que uno (o lo que queda de uno) se conecta por un instante con lo más profundo de sí mismo (llamese alma, espíritu o como más nos guste) y es este brevísimo contacto con el alma lo que proporciona el verdadero descanso, lo que realmente repone las energías. Ese contacto con el alma. Y creo que Dios, que de algún modo debe divertirse con nosotros, hace que uno, al despertar, no recuerde todo este asunto. Nos despertamos, tomamos conciencia del cuerpo, nos desperezamos (a veces) y saltamos de la cama entusiasmados (a veces) para seguir el baile (a veces, siempre y cuando haya música).

10:37 p.m.  
Blogger Hernan said...

La teoría de buenamemoria del "preludio de la vida eterna" me ha seducido a mi también más de una vez.
A mi y a cientos de miles a lo largo de la historia, imagino.
El comentario me ha recordado que tengo un corolario para dicha teoría que desarrollaré en algún próximo post.

Gracias todos por comentar

Está muy bien la disquisición de qué hacer frente al misterio. En principio reconocerlo humildemente. No es mi intención darle pie a los mentirosos. ¿Deberé aclarar que mi aparente anticientificismo no es tal?.

11:18 p.m.  
Blogger Alessandra said...

Hernan, es la primera vez que veo tu blog y me gusta. Acerca de lo del suenio.. pues a mi me encanta dormir! pero soniar a veces cansa, soy de las personas que suenia mucho y de vez en cuando me despierto "cansada" como si no hubiera descansado del todo. A veces pienso que el suenio no es un estado de conciencia, al menos para mi.

2:55 a.m.  
Anonymous Anónimo said...

Siempre me impactó el cuadro de Goya, y he podido encontrar un paralelo con una de las frases mas famosas de Chesterton " El loco no ha perdido la razón, es lo unico que el no ha perdido"
Saludos, suerte con el blog.

5:52 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home

Powered by Blogger