verso converso

aportes incorrectos después de haber caído del caballo...

Y él les dijo: «Así, todo escriba que ha llegado a ser discípulo del Reino de los Cielos es semejante al dueño de casa que saca de sus arcas lo nuevo y lo viejo.» (Mt 13,52)


abril 19, 2005

habemus papam

Fue como un sino. Un presagio, una marca fundacional. Me entero de la identidad del nuevo Papa y al instante me gano la antipatía de los presentes al defenderlo. -"Vamos para atrás" -decía la bioquímica que hasta el rato anterior me sonreía. -"Que desastre, otro conservador"-decía otra colega pituca y progre que andaba por ahí. De nada sirve mi introducción, están convencidas de sus clichés. Por dentro doy gracias.
Salgo del laboratorio del hospital y cruzo un pasillo rumbo al comedor: -"esperemos que sea bueno y que se dejen de hinchar con eso de prohibir los profilácticos"- escucho de una mucama entrada en años que charlaba con el vendedor de diarios y revistas. -"Pobre" pensé... "primero confundida, luego decepcionada".
Trato de rezar un padrenuestro mientras camino.
Llama Cacho al celular. Estaba contento con la elección de Ratzinger; a ambos nos gusta su actual bajada de linea anti-relativista. Rápidamente diagnosticamos, como si supiéramos algo, el recrudecimiento de la incomprensión, el ensanchamiento de la brecha. Creo que decimos con excesiva gravedad algo como: -"Será como tiene que ser". Corto y arranco de nuevo el padrenuestro ahí donde estoy, un balconcito que da a un Jardin interno. Me deleito con unas palomas que se cortejan.
Al volver al pasillo, me vienen a la mente muchos curas que conozco y me asusta pensar lo que puede pasar. Mucho cura que apenas se bancaba a Juan Pablo II. Mucho cura con la esperanza puesta en la tangente. Rezo un poquito más, pero cuesta. Cuesta bastante.

Señor, fortalécenos en la unidad. Danos espíritu de obediencia. Que seamos fieles.

Benedicto, guíanos con amor y sabiduría por la puerta estrecha.

6 Comments:

Anonymous Daniel said...

A mí me ha pasado igual en mi entorno. Ridiculizaciones, insultos, alusiones demagógicas a su juventud durante el régimen nazi, incluso burla de su edad avanzada (como si tener 78 años y estar en activo en la vida pública fuera pecado en esta sociedad adoradora de los moldes humanos publicitarios).

Mientras duraba el bombardeo, mis compañeros católicos y yo aguantábamos el chaparrón en silencio. Y es que, como alguien dijo, "la ignorancia es atrevida".

Confiemos en la firme guía de nuestro Papa Benedicto XVI hacia la recuperación de la cordura.

7:31 a.m.  
Anonymous Anónimo said...

he escuchado decir a tantos católicos (de los de adentro: religiosos y, perdón la expresión, laicos comprometidos): ¨Juan Pablo II fué un gran hombre, y un gran Papa, lástima que elijió rodearse de dinosaurios¨.
tengo la impresión que le costará mucho a nuestro Papa ¨dinosaurio¨ ganarse el cariño de sus hijos. más que nunca, si todavía nos queda un poco de cordura, recemos para que Dios lo fortalezca.

mariano.

11:03 a.m.  
Anonymous Anónimo said...

De todos los candidatos "papabiles", conocía solamente a dos: nuestro Bergogio y Ratzinger.
De Ratzinger no había leído nada hasta esta Semana Santa, cuando Hernán de Esperando Nacer posteó una reflexiones escritas por Ratzinger acerca del Viernes y Sábado Santo. Automáticamente se ganó mi respeto y simpatía. Espero que estemos a la altura de lo que esta nueva etapa nos exigirá. Sé que Benedicto XVI ora por nosotros.
Saludos de Cacho.

1:14 p.m.  
Blogger Ardegas said...

Es curioso como los "progres" quiere un papa hecho a su medida, incluso los no católicos.

2:00 p.m.  
Blogger buena memoria said...

Tú sabes, "palos porque bogas y palos porque no bogas".
Como sea, está hecho. El futuro es lo que cuenta. Saludos.

5:50 p.m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola Hernán..
Es verdad que muchos quieren un Papa "a su medida"... que complazca los deseos y opciones de este mundo relativista y confundido...
quizá porque lo que hace o dice la Iglesia los interpela tan profundamente que no tienen otra opción que la difamación, la crítica y la opinión sin fundamentos...
El Señor Jesús ha elegido a este nuevo Padre para el Iglesia, su Pueblo, y como Hijos rezamos por él y confiamos en que nos guiará por el Camino del Evangelio, que es exigente y suave a la vez, que lleva las heridas de la Cruz y la Luz gloriosa de la Resurrección, que implica decisiones y opciones concretas para la vida, que pide de nuestro ser bautizados un compromiso
de fe alegre, firme y confiado en que Su Mano nunca nos abandonará.
un abrazo.
ricky.

3:30 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home

Powered by Blogger