verso converso

aportes incorrectos después de haber caído del caballo...

Y él les dijo: «Así, todo escriba que ha llegado a ser discípulo del Reino de los Cielos es semejante al dueño de casa que saca de sus arcas lo nuevo y lo viejo.» (Mt 13,52)


diciembre 30, 2005

de eso no se habla

Hay temas tan dolorosos que uno desde aquí no sabe si conviene siquiera soplar cerca de esa herida para que no grite más.

Hoy se cumple un año de una tragedia.

Desde entonces no dejo de preguntarme si algún padre o novio o novia o hermano de víctima o incluso algún sobreviviente de aquella fatídica noche, más allá de buscar responsabilidades y culpas entre los más o menos evidentes responsables y culpables, se ha cuestionado seriamente la naturaleza del evento en el que se generó la masacre.
Hablo del recital de rock como ente, como fenómeno ya bien constituido en nuestro acervo cultural a través de unas cuatro o cinco décadas.
¿se habrá preguntado alguno -Qué era ese evento en el que mi hijo/ novia/ novio/ hermano arriesgó y perdió la vida? ¿Qué se hacía allí? ¿Valía la pena?

No lo creo. No creo que nadie haya ido hasta el final de las respuestas. Sencillamente porque no se puede.
Leer[+]


El rock en su amplitud, como música y como fenómeno cultural con todas sus manifestaciones ya es mayor de edad. Son varias las generaciones que han nacido y crecido bajos sus influjos. Es curioso ver cómo aquel novel movimiento cuyo eje filosófico era la rebeldía contra el establishment hoy pueda seguir sosteniendose en aquel discurso rebelde para adolescentes aunque esté recontrasuperincorporado al establishment al que dice combatir. Es difícil de entender.

Si me preguntaran les diría que el rock es una fuerza emocional-social que necesita revisarse, necesita crítica. Necesita una crítica profunda, lúcida y corajuda, despojada de condicionamiento. Necesita los "ojos de primera vez" de los que hablaba Chesterton.

¿Qué está pasando acá? ¿Qué es esto en realidad? Me encontré diciendome una noche del 2000- preconversión, of course- en el SuperPullman de Obras mientras Bersuit tocaba en el escenario.
Para esa altura de mi vida, con 31 años, yo ya había estado en cientos de recitales de rock de todo tipo, desde sótanos minúsculos a grandes estadios, desde Morgue Judicial y Massacre Palestina hasta Santana y los Rolling. Hasta había cantado en mi propia banda punk adolescente. Pero hasta esa noche del 2000 nunca me había percatado de ese especial modo de la situación de inmenso poder que estaba en juego en un recital. Fue ver como si fuera por primera vez todo aquello, la parafernalia de luces desde el escenario, la masa de miles de chicos y chicas saltando desenfrenados, reboleando remeras y corpiños, atentos y obedientes a los gritos del calvo lider de la banda en una comunión emocional desmesurada y percibir allí una cosa "mala", demasiado poderosa. ¿Y quién era ese hombre pelado al fin de cuentas para que tantas almas se le entreguen así? Yo estaba un poco drogado, es cierto, pero creo que eso no le quita validez a mi percepción, por el contrario...

Idolatría.
Esa es la palabra.
El rock ES idolatría. Rebeldía primero e idolatría después.
Pongamos las dos palabritas bajo un tamiz espiritual y veamos a dónde nos llevan.

Pero, claro, si te metés contra el rock, por más vuelo y respeto que le quieras poner al debate te crucificarán las hordas al grito de "Faaaaaacho!" o "Muerte al Conserva".

Unos pocos, no obstante, se están animando a decir lo suyo con mucha delicadeza.

En fin, volviendo a Cromagnon y a sus muertos, decía que hay temas tan dolorosos que mejor ni tocarlos de ningún modo. Había pensado referirme mínimamente a la banda que tocaba aquella noche, la banda nueva a la que tantos chicos seguían, a los ídolos aquellos, pero mejor reservo mi comentario. Ya dije lo suficiente como para que la muchachada me insulte durante todo el 2006.
Sólo dejo una pequeñita muestra de su exquisito arte, en un tema que tocaba a la Iglesia.

Ni dándose por enterada, la "tan malvada amiga de opresores" devuelve otra cosa, como debe ser.

Recemos hoy un cachito por el alma de estos pibes y por sus familias.

4 Comments:

Blogger hna josefina said...

Gracias por este artículo. Me enseñó y ayudó.

10:02 p.m.  
Blogger Jack Celliers said...

Hola.

A través del blog de Franca me da por entrar a blogs como el tuyo. Y me encuentro con algunos planteos interesantes, a pesar de que estemos parados en lugares muy distintos.

Soy ateo, no creo en el cielo ni en el infierno, o mejor: creo que están en la tierra. Y creo que el infierno es el lugar que da respuestas fáciles. Demasiado fáciles.

El rock es un ejemplo, el futbol otro, a pesar de que ni la música ni el deporte son verdaderamente culpables.

Saludos

11:40 p.m.  
Anonymous María said...

Hola, estoy más o menos de acuerdo con el comentario anterior al mío que paso a publicar.
Yo también soy atea, pero no porque crea que tener fe en Dios, sea algo fácil, sino más bien por todo lo contrario. Creo que explicar este mundo con teorías todavía más complicadas, es absurdo.
Con respecto al tema de la Idolatría, pienso que es un problema de nuestra sociedad que hay que erradicar. Pero no creo que la idolatría radique en la música. No hay nada más insoportable que un católico fanático. No hay nada más insoportable que un ateo fanático. Ni nada más hincha pelota que un barra brava de boca. A mí me gusta mucho Charly García, por ejemplo. Escucho sus canciones, leo sus letras, aplaudo muchas cosas que dijo y no admiro otras.

La cuestión es que a muchos no les enseñan que el que está pateando una pelota, cantando en un escenario, predicando en un altar son personas haciendo su trabajo como todos.

Bueno, al menos así lo veo yo... porque si vamos a decir que EL ROCK, EL FÚTBOL, y todo lo que produzca idolatría, también tendríamos que ser todos herejes.

Un saludo,

7:48 p.m.  
Blogger Hernan said...

Estimada María, creo que confundís idolatría con fanatismo. Tienen puntos de contacto pero son cosas distintas.
Estimado Jugo, quizas algún día te toque, qué te puedo decir...
Estimada Josefina, teneme en cuenta en tus oraciones.

Muchas gracias a todos por comentar.

7:01 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home

Powered by Blogger